Últimas noticias:

Blindemos a México de la inestabilidad financiera internacional

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentará a la Cámara de Diputados un adelanto de los principales programas del Presupuesto 2016, con miras a la construcción del Presupuesto Base Cero que se presentará al Congreso el próximo mes de septiembre, junto con en el paquete económico del próximo año.


Presupuesto 2016


Este es un momento propicio para que México pueda tomar precauciones y fortalecer los fundamentales de la economía. Estamos muy a tiempo de preparar un presupuesto realista, que consolide lo que hemos avanzado, que es mucho.

Se necesita un presupuesto público que nos proteja de la inestabilidad financiera global que probablemente sea generada por la crisis de deuda en Grecia, que esta misma semana se refleja ya en un ajuste del tipo de cambio que según algunos analistas podría llevar al dólar con respecto al peso a niveles de 16 o 16.50 pesos los próximos días, y que puede generar posibles presiones al alza en las tasas de interés, en todo el mundo y en México en particular también.

La deuda de Grecia alcanza el 176% de su propio Producto Interno Bruto. Cuando empezó la crisis en el 2009, esos pasivos representaban el 100% de su producto interno bruto, y a pesar de que el gobierno ha recibido diferentes paquetes de rescate financiero, los recursos no han servido para reactivar la economía ni resolver estructuralmente los desequilibrios en ese país.

Los bancos y la bolsa de valores de Grecia permanecerán cerrados esta semana; las autoridades decretaron el control de capitales para evitar una eventual quiebra del sistema bancario. Este martes, Grecia enfrenta el vencimiento de un pago de 1 mil 600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional, pero se presume que caerá en suspensión de pagos.

Se espera que la economía de Grecia presente una fuerte caída cercana al 7% al cierre de este año, lo que afectará a toda Europa, donde se espera también una leve contracción cercana al 1%. La situación podría agravarse en la región, porque otros países, como Portugal, enfrentan riesgos de insolvencia, de la misma forma que Grecia los está enfrentando.

En México, afortunadamente, contamos con fortalezas para enfrentar la volatilidad global, como lo ha destacado el Banco de México, principalmente gracias a la acumulación de reservas que alcanza más de 193 mil millones de dólares, así como una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional por alrededor de 70 mil millones de dólares.

Ahora que estamos preparando la estrategia presupuestal para el 2016, es buen momento para reflexionar sobre el incremento observado en el gasto público en los últimos años, que pasó del 18% del PIB en el 2000, al 27% del producto al cierre de 2014.

En ese mismo lapso, del 2000 al 2014, prácticamente se duplicó el nivel de la deuda del sector público, que pasó de representar el 17.2% en el año 2000, al 34.7% al cierre del año pasado. Y si a esto le sumamos todos los requerimientos del sector público, prácticamente podemos hablar del 41% del Producto Interno Bruto en los requerimientos globales.

Si bien ese nivel de endeudamiento es manejable, la crisis de Grecia debe servir de experiencia para hacer un gran esfuerzo en la actual fase de programación del presupuesto público, para construir una propuesta viable en el manejo de los recursos, que siempre son escasos y deben administrarse con la mayor eficiencia posible.

Ni los gobiernos ni las empresas pueden vivir con desequilibrios fiscales y endeudándose.

A los empresarios mexicanos nos esperan tiempos difíciles, debido a que la volatilidad internacional traerá una disminución de recursos financieros y su encarecimiento. Es decir, elevación de las tasas. Los intermediarios seguramente tendrán reglas más estrictas para otorgar préstamos y es posible que aumenten los costos del financiamiento, en el financiamiento interno del país.

Las empresas tendrán que ser muy cautelosas en el manejo y contratación de financiamiento, canalizando los recursos a inversión, a capital de trabajo, cuidando siempre de que la deuda sea manejable y pueda pagarse en el tiempo.

Ante estos sucesos que generan inestabilidad en otras regiones del mundo, es fundamental apuntalar la actividad económica, fortalecer nuestro mercado interno y crear un entorno propicio para la creación y crecimiento de empresas, que son las generadoras de empleo en el país y, por tanto, de mejores condiciones de vida para las personas, para los mexicanos.

En COPARMEX continuaremos en el diálogo con las autoridades para construir las condiciones económicas que favorezcan el ahorro, el empleo y la inversión. Por ello, estamos trabajando una serie de propuestas de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas, que incluyen acciones como la desregulación y la simplificación de trámites, así como mejores esquemas de financiamiento y acceso al capital.

Particularmente con las autoridades fiscales, estamos trabajando un paquete de incentivos para la inversión, la generación de empleos en el sector formal y el fomento del ahorro.

Empresas sostenibles generan empleos estables, mejor remunerados, y nuevas inversiones, y se hace un círculo virtuoso. Así podremos impulsar mayor formalización y solidez en nuestra economía, desde lo local para lo nacional. Y con esto, mejores condiciones de trabajo, equidad y desarrollo para las personas.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar