Últimas noticias:

Llama COPARMEX a transformar el modelo de desarrollo de México

Los presidentes de los Centros Empresariales de todo el país y el presidente nacional de la  Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), Juan Pablo Castañón Castañón, asumieron el compromiso de promover una Nueva Cultura Empresarial para transformar el modelo de desarrollo del país.


Liderazgo Empresarial


En su mensaje semanal, el dirigente del sindicato patronal dijo que durante el Seminario anual de la Confederación realizado la pasada semana, los presidentes de los Centros Empresariales de todo el país y COPARMEX Nacional suscribieron la Declaración de Cozumel por una Nueva Cultura Empresarial, en la que se propone fortalecer el mercado interno y la competitividad global del país mediante el impulso decidido a las PYMES en todas las regiones del país, la innovación, y una mayor productividad con base en el uso de las nuevas tecnologías.

Consideró que en las últimas décadas las nuevas tecnologías han transformado exponencialmente la forma de relacionarnos entre las personas, de generar conocimiento, de hacer negocios y de generar valor a través de las empresas.

“Estos cambios tecnológicos implican una amenaza inminente para los modelos de negocio tradicionales, que corren el riesgo de quedar desactualizados, incapaces de competir con el nuevo tipo de empresas que se están generando en el mundo. Empresas pequeñas, ágiles, disruptivas y diseñadas para adaptarse constantemente a un entorno dinámico”, señaló.

Castañón Castañón señaló que la economía mexicana depende en gran medida de los ciclos económicos de Estados Unidos, “a donde exportamos el 80% de nuestros productos que salen al mundo”. Por ello, dijo, “es necesario fortalecer el mercado interno, a través de nuestras pequeñas y medianas empresas, para que puedan alcanzar una competitividad de escala mundial”.

“Este año esperamos crecer entre 2.8% y 3.0%, pero el objetivo es lograr un mayor dinamismo y dejar atrás el crecimiento inercial del 2.4% observado en las últimas tres décadas”, señaló.

El dirigente empresarial dijo que “es preciso reducir las marcadas inequidades entre las personas y especialmente las grandes diferencias productivas de nuestras regiones, donde tenemos entidades en el noreste y El Bajío que crecen por arriba del promedio nacional, donde los trabajadores tienen mejores ingresos y están insertados en empresas formales, altamente productivas, que exportan y que tienen certificaciones de competitividad”.

En el otro extremo, enfatizó, “los mexicanos en el sur y sureste del país se ocupan en su mayoría en la economía informal, y viven con altos niveles de pobreza. El crecimiento promedio en algunos estados de esta región fue cercano al cero por ciento anual el año pasado”.

Recordó que en México el 95% de las empresas son pequeñas y medianas, pero de ellas el 80% no utiliza Internet para su operación diaria. “En el ámbito académico, nuestro país destina sólo el 0.43% de su PIB en innovación, en investigación y desarrollo, mientras que Estados Unidos invierte siete veces más e incluso países de América Latina, como Brasil, invierten tres veces más de su producto interno bruto”.

Para transformar esos retos en oportunidades, el dirigente nacional de COPARMEX consideró que la Nueva Cultura Empresarial debe impulsar a las Pequeñas y Medianas empresas hacia la innovación, a adaptarse constantemente y a hacer uso intensivo de tecnologías como premisas de su trabajo diario; a crear productos y servicios que compitan globalmente, aunque sus mercados sean atendidos aún en lo local; a asumir las nuevas tendencias del mundo en materia de gestión colaborativa, estructuras organizacionales flexibles y esquemas de negocios dinámicos.

El empresario dijo que en la Declaración de Cozumel se propone construir política pública que potencie las vocaciones productivas región por región, de acuerdo a sus propias variables específicas de competitividad, “fortaleciendo o creando clusters regionales e incentivando la creación de cadenas de valor que incluyan a más pequeñas y medianas empresas con certificaciones y capacitación adecuada para que sean proveedores de los proveedores en las cadenas de valor, para generar más integración nacional en nuestra competitividad global”.

Dijo que la COPARMEX propone construir nuevos modelos de desarrollo de triple hélice, en el que la política pública, la empresa y la academia y centros de investigación colaboren en proyectos regionales para la generación de valor.

“Necesitamos una renovación completa de nuestro modelo de educación y capacitación para el trabajo, para adaptarlos a las exigencias de la nueva realidad. La formación de las personas es la base para la construcción de este nuevo México; requerimos empresarios y colaboradores conscientes de la magnitud de los desafíos que tenemos por delante, y con conocimientos y herramientas para enfrentar un mundo en constante cambio”, explicó.

Por ello, propuso “profundizar la vinculación de la escuela con los centros de trabajo y, a la vez, implementar un nuevo modelo dual para la empresa: con empresarios en las universidades y centros de investigación, e investigadores trabajando en las propias empresas, para generar la innovación directa al mercado”.

“Debemos también elevar nuestra productividad, mediante el aprovechamiento de nuevas tecnologías, la creación de encadenamientos productivos, y la generación de economías de escala, incluyendo la capacitación de los trabajadores”, señaló.

Consideró indispensable generar condiciones para el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas mediante la capacitación, el acceso al capital y al crédito, y regulación sencilla y promotora, que se adapte a cada empresa, a su tamaño.

“El desafío es pasar de un modelo de desarrollo basado en los costos, a uno que se centre en la generación de valor a través de la innovación, la tecnología y la creación de productos y servicios que puedan competir globalmente de una manera exitosa”, señaló el dirigente nacional de la COPARMEX.

Dijo que con esta iniciativa, la Coparmex actualiza y refrenda su misión de crear condiciones para la prosperidad de todos los mexicanos, como lo ha hecho desde hace más de 85 años.

Finalmente llamó a emprender la formación de una nueva generación de empresarios que pongan a México al nivel de las economías más importantes del mundo. “Tenemos la posibilidad de cambiar el rumbo de nuestra historia. No dejemos pasar este momento”, concluyó.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar