Últimas noticias:

El exceso de la Corte

“El Estado tiene de derecho de decidir lo que cada persona puede hacer en su vida privada respecto a su persona, es decir, cada quien puede decidir lo que puede hacer consigo mismo en su ámbito privado...”


SCJN


Estas fueron las palabras del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena en el debate sobre la aprobación del cultivo, transporte y uso de la mariguana con fines “lúdicos” para cuatro personas que se ampararon.

Las palabras de Ortiz Mena en principio parecen sensatas y que responden a una necesidad de reconocer la libertad de la persona. Sin embargo, hay algunos aspectos a considerar en este pronunciamiento y en el fallo de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia en el tema de la mariguana.

En primer lugar, se menciona que el Estado no debe decidir en la vida privada de cada persona; sin embargo, no pasa de ser una buena intención, porque, de acuerdo a cada criterio que genera la Corte en temas de vida, familia y libertad religiosa, son precisamente los ministros quienes generan una tendencia ideologizada de la libertad y de las decisiones de la persona.

Se debe entender que la libertad es la capacidad de actuar de la persona sin ningún vicio en su raciocino ni en su voluntad. La libertad sin conocimiento pleno y sin una voluntad firme se convierte en un acto instintivo, de libertinaje o de manipulación.

Temas como el matrimonio, adopción, y ahora la mariguana, son evaluados por los ministros, temas que responden a la vida privada de las personas y de la cual la Corte está generando criterios de acuerdo a su postura ideológica.

Ahora bien, ¿qué alcances tiene el reciente fallo de la Corte en el tema de la marihuana? 

El fallo de la Primera Sala de la Corte, integrada por cinco ministros, autoriza el cultivo, transporte y uso de la mariguana para fines lúdicos a cuatro personas que se ampararon. Lamentablemente se ha generado mucha confusión sobre este tema, ya que muchas personas creen, erróneamente, que la mariguana se ha legalizado en nuestro país.

Si bien, la mariguana no se ha legalizado, es una realidad que este fallo de la Corte genera un precedente para amparos similares. Es más, ya existen varias personas y organizaciones que han manifestado su interés por ampararse en el mismo tema.

Es preocupante que temas tan polarizados, como lo es el de la mariguana, queden en manos de cinco personas. Aunque es limitado el alcance jurídico del fallo de la Primera Sala de la Corte, el alcance mediático, político y social es mucho mayor.

Queda claro que las atribuciones de la Corte son excesivas, lo cual es más agravante, considerando que los ministros no son elegidos por medio de una votación, siendo cuotas políticas o pactos entre partidos los que hacen llegar a ciertas personas a ocupar esos lugares.

Si bien el ministro Ortiz Mena menciona que el Estado no puede intervenir en las decisiones de las personas, yo concluiría que la Suprema Corte no debe adjudicarse atribuciones que no le corresponden. Vivimos en una democracia y no puede quedar en manos de tan pocos las decisiones que afecta a muchos.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

@Juanlbaljarg

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar