Últimas noticias:

El secuestro de la educación

 “Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo”. 

– Siddhartha Gautama


Reforma Educativa


Soy oaxaqueño y he vivido de cerca la situación educativa de mi estado. He visto con impotencia los problemas sociales que ha ocasionado la Sección 22, entre marchas, bloqueos y toma de negocios particulares y públicos, el cierre de negocios principalmente en el centro histórico. Esto, a su vez, ha ocasionado un gran malestar en la ciudadanía, pero sobre todo, ha ocasionado que nuestra infancia y juventud tenga aulas sin maestros por mucho tiempo.

Lamentablemente el sistema educativo ha sido copado y manipulado por una “mafia de poder” donde “unos cuantos” definen el destino de la educación del estado de Oaxaca de acuerdo a sus intereses particulares. Creo firmemente que la educación es un eje rector para el desarrollo humano y social; lamentablemente, este desarrollo ha sido secuestrado por un grupo de personas que dirigen el sindicato de maestros, los líderes de la Sección 22.

Desde 1992, el entonces gobernador de Oaxaca, Heladio Ramírez, otorgó a la CNTE (Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) el control de las plazas y el nombramiento de funcionarios del IEEPO (Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca). Desde entonces, este sindicato ha actuado como grupo de poder que vende, transfiere por herencia y manipula los puestos de maestros en el estado, además de tener el control político y económico del sistema educativo.

Por si fuera poco, el sistema de poder se ha alimentado de la ideologización y la manipulación. Las escuelas normales son espacios donde los jóvenes aspirantes a docentes son formados en un discurso de odio y lucha de clases; además, su evaluación académica está condicionada a la asistencia a mítines, marchas y bloqueos. Por otro lado, las personas que ya cuentan con una plaza de maestro están condicionadas a asistir a las acciones que realiza la Sección 22 para mantenerse (y escalar) en el sistema de poder que tiene secuestrada a la educación. Por si eso fuera poco, Oaxaca es de los pocos estados que se negó a la evaluación docente.

Esto no quiere decir que todos los maestros sean “malos”; pero, mientras este sistema se mantenga, difícilmente la situación cambiará. Es por eso que aplaudo la decisión del gobernador del estado de Oaxaca, Gabino Cué, de desaparecer el actual Instituto de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) para dar inicio a un Instituto descentralizado, quitándole así los beneficios otorgados a la CNTE.

Andrés Oppenheimer, en su libro “¡Basta de historias!”, menciona que es fundamental la capacitación de los docentes. La evaluación no significa “sacar” a todos los actuales maestros, sino reconocer la realidad que se vive y trabajar por mejorarla con los docentes que ya tenemos. Irónicamente, menciona el autor que es más fácil capacitar a los docentes que ya están, que conseguir (y capacitar) a nuevos.

Se ha dado un paso muy importante (y decisivo), pero no todo se queda ahí. En un clima de tensión, se viene un reto muy fuerte para Oaxaca en el cual debemos involucrarnos todos los sectores sociales. El gobierno deberá capitalizar su decisión, los maestros deberán cooperar con el nuevo sistema educativo, padres de familia deberán involucrarse en la formación de sus hijos y las organizaciones de la sociedad civil deberán acompañar y apoyar el proceso educativo.

Se ha dado un paso muy importante, existe una gran oportunidad de dar un golpe de timón al sistema educativo mexicano y al futuro de Oaxaca. Todos somos corresponsables de que esto sea una realidad.

@Juanlbaljarg

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar