Últimas noticias:

El Hábito de la Felicidad

Y tú ¿cómo ocupas tu tiempo?

Vivimos en una sociedad que va de prisa, que es adicta a lo inmediato, donde la palabra “exprés” y “rápido” parecieran sinónimos de lo “bueno” y lo “mejor”. El hombre de hoy tiene demasiado interés en “ganar tiempo”, el problema es que cuando lo alcanza, irónicamente sigue buscando más, insertándose en un círculo vicioso.


La dignidad humana


Vamos de prisa, en las calles, en los pasillos, en el auto… pero cuántas veces nos detenemos a pensar: ¿estoy haciendo lo que realmente quiero hacer? ¿Estoy satisfecho con lo que hago? ¿O simplemente soy un esclavo de las cosas urgentes que esta sociedad adicta a lo inmediato me ha impuesto?

El problema es que el tiempo realmente no es nuestro, es simplemente una medida con la cual administramos el paso de nuestra vida en este mundo. Cuando nos dejamos llevar por la dinámica de lo “urgente” y lo “inmediato”, no estamos perdiendo el control de nuestro tiempo, lo que realmente estamos haciendo es poniendo en riesgo nuestra vida.

Hace algunos años tuve la oportunidad de leer el libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen Covey, el cual ilustra de forma muy práctica la manera en que organizamos “nuestro” tiempo de acuerdo a las cosas IMPORTANTES y las cosas URGENTES que hacemos día con día.

Lo Importante es todo aquello que realmente quiero hacer, lo que me satisface, lo que disfruto, lo que me hace mejor persona, lo que me hace plenamente feliz… Lo Urgente es todo aquello que tengo que hacer en este momento, que requiere atención inmediata, sea importante o no.

¿Cuántas veces hacemos cosas que son verdaderamente importantes pero que son urgentes? Todos en algún momento (o en muchos) hemos caído en esta dinámica. El problema se encuentra en que al vivir contra reloj no podemos sacar todo nuestro potencial o vivir al máximo ese momento…

¿Cuántas veces hacemos cosas que son realmente importantes, pero para otras personas? No todas las cosas son importantes o por lo menos no para todos. Debemos discernir si lo que hacemos abona a mi plenitud o lo hago para complacer a otras personas o por no saber decir “no”.

Peor aún: ¿cuántas veces hacemos cosas que no son importantes y que además no son urgentes? A eso le llamamos comúnmente “flojera”, es decir, dedicamos el tiempo de nuestra vida en cosas sin sentido y el tiempo no regresa.

Si el tiempo no es nuestro; si no debemos hacer las cosas con urgencia, y si no debemos ocupar nuestro tiempo en cosas sin sentido, entonces ¿qué debemos hacer?

… Debemos hacer las cosas que realmente son importantes para nosotros y hacerlas en el momento indicado: compartir momentos con las personas queridas, realizar alguna actividad que disfrutas, realizar aquel trabajo que te apasiona…

Suena muy fácil en la teoría, pero en la práctica quizá no lo sea. Como la mayoría de las habilidades humanas, se requiere práctica, mucha práctica para formar el hábito en nuestras vidas.

Al final, el hábito de la administración del tiempo tiene como resultado lo que toda persona espera en esta vida: ser feliz.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar