Últimas noticias:

El Cutzamala y los acuíferos del Valle

Esta semana todos los medios de comunicación resaltaron la noticia respecto al llenado, prácticamente total, de las presas que alimentan el Sistema Cutzamala. En lo personal me da gusto porque se garantiza una parte del consumo de agua del Valle de México para el próximo año.


El agua hay que cuidarla


2014 ha sido un año de lluvias intensas y esto se refleja en el llenado de presas no sólo en el Cutzamala, sino en todo el país.

Fue también una temporada de fuertes ciclones tropicales, algunos de los cuales causaron daños graves en varios estados de la República. Es el caso de “Odile”, que afectó mucho a Baja California Sur.

Sin embargo, en contraste con las afectaciones, los beneficios son inmensos: podemos ver estados del noroeste completamente verdes, cuando normalmente son secos y tienen problemas de abastecimiento. No ha faltado agua en los principales distritos de riego y por lo mismo han aumentado su producción.

Como ya dijimos, las presas están llenas y también ha habido una buena recarga de los acuíferos.

En mi experiencia como legislador y funcionario en el sector ambiental, he podido comprobar, a lo largo de varios años, que los ciclones tropicales, además de ser un fenómeno natural de la región, son absolutamente necesarios, principalmente, para estados del país donde llueve muy poco. Los ciclones son, en realidad, grandes transportadores de agua.

Puedo afirmar también, con base en varias emergencias que me tocó vivir como consecuencia de huracanes de alta intensidad, que la mayor parte de los daños sufridos a la infraestructura y a la población, se deben principalmente a la mala planeación de los desarrollos urbanos y por no respetar los usos del suelo establecidos en el Programa de Ordenamiento Ecológico del Territorio: invasión de cauces federales de ríos, arroyos, barrancas, lagos y presas; asentamientos en zonas agrícolas, de bosques y selvas; construcciones en la Zona Federal Marítimo Terrestre.

Esto demuestra que los mexicanos en planeación y ordenamiento, definitivamente reprobamos.

En la Ciudad de México pasa lo mismo. Un crecimiento anárquico y explosivo de la Zona Metropolitana del Valle de México ha reducido a cero las áreas de recarga de los acuíferos, invadiendo no sólo las zonas agrícolas, sino también áreas muy importantes de reserva ecológica como el Ajusco Medio, el Chichinautzin, el Desierto de los Leones, Los Dinamos, por mencionar algunos.

En el Valle de México llueve tres veces el volumen de agua que requerimos para los distintos usos; si captáramos al menos una parte, no requeriríamos traer agua del Cutzamala ni de ninguna otra cuenca.

Este año, ha sido de precipitaciones mucho mayores; sin embargo, ni una sola gota ha sido aprovechada. Como sucede cada temporada de lluvias, la mayor parte se evapora y otra, que debería ser filtrada en el suelo para abastecer los acuíferos, en realidad provoca verdaderos estragos con inundaciones por todos lados.

La gente piensa que la mayor cantidad de agua que consumimos proviene del Cutzamala, pero no es así: 70% del gasto lo extraemos del subsuelo. Los acuíferos se están agotando debido a una sobreexplotación; sacamos hasta cuatro veces la cantidad de agua respecto de la recarga y esto irremisiblemente nos llevará a un colapso de consecuencias catastróficas.

¿Por qué los medios de comunicación y las autoridades celebran que el Cutzamala está al 100% y no dicen nada respecto a los acuíferos? ¿Acaso no saben que se agotan aceleradamente y que poco se hace para remediarlo?

¿Será porque una presa está a la vista y el agua subterránea es invisible? ¿O acaso no se conoce la gravedad de la situación? Considero que tanto el gobierno federal como el de la ciudad cuentan con información precisa de la crítica sobreexplotación de los acuíferos; sin embargo, no se está actuando con la urgencia necesaria, ni se están realizando las acciones debidas para mitigar esta crisis.

La gran paradoja de nuestra ciudad es que recibimos del cielo toda el agua que necesitamos para sobrevivir, pero no la aprovechamos. Por el contrario, se desperdicia y esto nos llevará a una verdadera catástrofe por la pérdida de los acuíferos.

ciudadposibledf.org

@JL_Luege

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar