Últimas noticias:

“Fraude en los trenes de la L12”

El 30 de octubre de 2012 se inauguró la Línea 12 del Metro (L12) y sólo un año y 5 meses después de iniciada su operación fue indispensable el cierre de 11 estaciones por fallas muy graves en el funcionamiento de los trenes. Es una ruta que corre de poniente a oriente una distancia de 25 km, con 20 estaciones y que cuenta con 30 trenes de 7 carros cada uno.


Corrupción del GDF


A la L12 se le bautizó como la Línea Dorada, y representa la obra magna de la administración de Marcelo Ebrard; sin embargo, desde el arranque mismo, ha representado un verdadero desastre, afectando a más de 400,000 usuarios diariamente.

La Comisión Investigadora de la Línea 12 del Metro de la ALDF anunció la semana pasada que por lo menos 23 funcionarios de la administración pública local podrán ser sancionados administrativa y penalmente debido a las fallas en la construcción y operación de la Línea Dorada del Metro. El diputado local Jorge Gaviño, presidente de la Comisión, adelantó que en el próximo mes de septiembre se harán oficiales las sanciones por parte de la Contraloría General del DF en contra de los funcionarios responsables. Esta misma Comisión ha citado a los representantes del Consorcio Constructor (CC) formado por ICA, ALSTOM y CARSO, para que informen de distintos aspectos relacionados con la construcción y el mantenimiento de la L12.

Todas las declaraciones a los medios de comunicación por parte de la Comisión, así como de las actuales autoridades del STC Metro, están enfocadas a responsabilizar de este verdadero desastre a la anterior dirección del STC Metro y al CC. Quiero llamar la atención sobre la parcialidad y actitud tendenciosa en esta serie de declaraciones que buscan desviar la atención sobre los verdaderos responsables de la situación que está afectando a tantos usuarios.

La Secretaría de Obras y Servicios del DF contrató a la empresa francesa SYSTRA para la revisión y evaluación de las fallas de la L12. SYSTRA efectuó un exhaustivo programa de pruebas físicas y mediciones especializadas, con presencia de otras empresas consultoras como IFL Consulting Engineers, TSO (Tricard Societé Organisée), la empresa española que suministró los trenes CAF y el STC Metro.

En el documento final de 160 hojas que presenta SYSTRA, se concluye lo siguiente: “El origen del problema no parece ser un defecto de los materiales, sino un problema muy delicado de compatibilidad a nivel de la interfaz riel/rueda, donde se tiene un riel que responde al estándar Arema y una rueda fabricada bajo estándares europeos. El sistema de vía férrea es por concepción para Metro, mientras que el material rodante tiene más características de tren suburbano”. En las mismas conclusiones se afirma que el desgaste ondulatorio está presente en curvas con radios inferiores a los 350 metros, que corresponde principalmente al tramo elevado de la L12, con curvas en forma de “S” con radios de 200 metros.

Resulta muy sospechoso que los diputados de la Comisión Investigadora, que tienen a su alcance estos informes, sólo citen a los ex funcionarios del Metro y al CC, y ni siquiera mencionen a la empresa CAF que suministró los trenes y al funcionario que tomó la decisión de ese contrato.

La invitación para la compra de los trenes se hizo casi un año después de iniciada la obra electromecánica. Se invitó a seis empresas: Bombardier, CAF, Alstom, Siemens, Norinco y Ansaldo Breda. Originalmente, en el Proyecto Ejecutivo que se entregó al CC, los trenes eran de rodadura férrea de 9 carros, similares a los que corren en las líneas 1 y 2 del STC Metro. Sin embargo, en la invitación en octubre de 2009, se presentó una especificación distinta, correspondiente a un modelo más pesado, de mayores dimensiones y de 7 carros. El tiempo de entrega solicitado era inferior al considerado por las empresas. Casualmente, el modelo correspondió al FM10 de CAF y que sólo esta empresa podía suministrar en el tiempo requerido, las otras, abandonaron el concurso.

La conclusión de SYSTRA se centra precisamente en la incompatibilidad de los trenes con la vía férrea construida. Aquí está el problema que vivimos con la L12. ¿Quién tomó la decisión de la adquisición de los trenes y por qué? ¿El Director del Metro? ¿El Director del Proyecto Metro? o ¿El jefe de Gobierno? La Comisión Investigadora tiene que llamar a cuentas a los verdaderos responsables.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar