Últimas noticias:

Contaminación por mala calidad de combustibles

Los combustibles de Estados Unidos sí cumplen con la norma de bajo azufre, pero los nacionales no; siguen con contenidos muy altos de azufre y no cumplen ni las normas mexicanas y menos las internacionales Recientemente se tuiteó que México importaba la mayor parte de las gasolinas y diesel de China y que éstas eran de pésima calidad. Inmediatamente se generó una cantidad impresionante de datos proveniente de todos lados menos de PEMEX. Tuvieron que pasar varios días hasta que finalmente se convocó a una rueda de prensa con una presencia exagerada de funcionarios del más alto nivel para aclarar una información básica.


México; Pemex, combustibles


Todo mundo sabía que no se importaban gasolinas ni diesel de China y bastaba con que PEMEX hubiese emitido un boletín el mismo día para que las cosas quedaran tranquilas, pero no fue así. En la rueda de prensa estuvieron presentes los secretarios de Energía, Semarnat, Salud y el director de PEMEX para rechazar con toda contundencia la información falsa respecto a la importación de combustibles de China. Todo estaba bien hasta que empezaron a dar una serie de datos absolutamente erróneos en relación a la calidad de los combustibles y al impacto en la salud de las personas y el medio ambiente.

Los datos que se filtraron en las redes sobre la importación de gasolinas de China afirmaban que los combustibles tenían contenidos de azufre hasta de 300 partes por millón (ppm), violando las normas nacionales e internacionales. El Director de Pemex y el Secretario de Energía afirmaron ante los medios que esto era falso, que no se importaban combustibles de China, que la mayor cantidad provenían de los Estados Unidos y que las gasolinas y diésel que se distribuían en México cumplían con las normas y especificaciones establecidas. Esto

último es una gran mentira.

Los combustibles de Estados Unidos sí cumplen con la norma de bajo azufre, pero los nacionales no; siguen con contenidos muy altos de azufre y no cumplen ni las normas mexicanas y menos las internacionales. El petróleo mexicano tiene altos contenidos de azufre y PEMEX no ha realizado las inversiones necesarias en las refinerías para desulfurar. Actualmente se importa el 55% de las gasolinas que consumimos y aproximadamente el 20% del diesel; sin embargo, al entrar al sistema de distribución nacional de PEMEX, se mezclan con combustibles nacionales que tienen hasta 500 ppm de azufre y por lo tanto, los contenidos promedio son mucho mayores a lo que marca la norma.

El problema ha sido el incumplimiento reiterado de las normas establecidas por parte de PEMEX: en el año 2006 la Semarnat publicó la norma NOM­086­Semarnat 2006, a la que se le llamó de “ultra bajo azufre” porque establecía el máximo de 15 ppm de azufre para diesel y de 30 a 80 ppm para gasolinas. La norma establecía, de acuerdo a lo que se había revisado con PEMEX, que entraría en vigor a partir del 2009. PEMEX no hizo absolutamente nada, dejó pasar el tiempo irresponsablemente y no desarrolló los programas de inversión que se requerían para el cumplimiento de la norma. Cuando el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) demandó a PEMEX por esta grave falta, PEMEX simplemente se amparó y se fue al litigio. De ese tamaño fue la ineptitud de la empresa.

En lugar de corregir la falla, ya en la administración de Peña Nieto en 2014, la Presidencia ordenó que la norma de calidad de los combustibles la emitiera la Secretaría de Energía en lugar de la Semarnat. En 2015 se “inventaron” una norma provisional: la NOM 05­2015, publicada por la Comisión Reguladora de Energía, donde otra vez se le dio por su lado a PEMEX y se aceptaron contenidos de azufre hasta de 500 ppm.

Los combustibles producidos en México no están cumpliendo con las especificaciones de bajo contenido de azufre y están contribuyendo fuertemente a la contaminación del aire, principalmente en las grandes urbes como la CDMX, pero lo más grave: están afectando la salud de millones de personas. 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar