Últimas noticias:

Financiar obras reduciendo fugas

La semana pasada proponíamos, en este espacio, que el Fondo de Capitalidad que se aprueba para el D.F. en la Cámara de Diputados, se destinara íntegramente a proyectos de agua para la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM).


Medio Ambiente


El agotamiento del acuífero de la ZMCM es uno de los problemas más críticos del país que no se está atendiendo con la emergencia que se debiera; como “capital de la República” aquí se encuentran el “asiento de los poderes federales” y cualquier afectación al acuífero generaría una repercusión directa sobre la estabilidad nacional, sin mencionar el impacto directo que tendría en la calidad de vida de millones de personas que aquí vivimos.

El acuífero de la ZMCM es el más importante de los siete contenidos en la cuenca hidrológica del Valle de México; sobre su superficie se asienta prácticamente toda la urbanización que conforma la ZMCM. Miles de pozos profundos extraen del acuífero del orden de mil 250 millones de metros cúbicos (m3) al año, lo que representa más de dos y media veces su capacidad de recarga anual, que se estima en 500 millones de m3. Ese dato por sí mismo es inverosímil porque de acuerdo a los expertos en temas de aguas profundas, no debe extraerse nunca más de 40% de la recarga anual estimada, lo cual nos llevaría a un volumen máximo de 200 millones de m3 por año. Si la extracción real es de mil 250 millones de m3, quiere decir que estamos sacándole al acuífero seis veces más de lo que se recomienda como máximo.

La situación es ya muy crítica porque en este momento hay pozos que extraen el agua a profundidades que llegan hasta 300 y 400 metros; esto significa que no se permite la recuperación del acuífero y que irremisiblemente va a agotarse en un corto plazo. Es prioritario que las autoridades federales y locales, conscientes de la gravedad del problema, pongan manos a la obra y se decidan a realizar los programas necesarios para frenar la sobreexplotación para lograr en el largo plazo la recuperación de nuestro acuífero.

Evidentemente el programa prioritario debe estar orientado a eliminar las pérdidas de agua por fugas, tanto en las redes primaria y secundaria, como a nivel doméstico y comercial. Esta situación obedece a varios factores, pero principalmente se debe a la obsolescencia de las tuberías, falta de mantenimiento y muy poca conciencia de la población en el cuidado del agua. De acuerdo a las propias cifras del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), se pierde hasta 40% del volumen total de agua que se suministra a la ciudad.

El dato es verdaderamente increíble porque no sólo está la afectación al acuífero por la sobreexplotación con todas sus consecuencias desastrosas, sino también la pérdida millonaria que representan las fugas. Si estimamos en mil 250 millones de m3 al año lo que suministra el acuífero, consideramos que el Sistema Cutzamala proporciona 470 millones de m3 y el sistema Lerma 151 millones de m3 por año, llegamos a un volumen total anual sólo para la ZMCM de mil 871 millones de m3.

Las pérdidas, que se estiman en 40%, representarían una cantidad del orden de los 750 millones de m3 al año, que tomando como precio promedio unos diez pesos por m3, aproximadamente estamos perdiendo al año 7 mil 500 millones de pesos, lo cual representa el doble del presupuesto total anual del SACM.

Todo este recurso perdido sería suficiente para arrancar una serie de proyectos encaminados a la recuperación del acuífero, sin embargo, es complicado armar los esquemas de financiamiento para pagarlos. Por lo tanto, proponemos estimular la figura de Asociaciones Público-Privadas (APP) para impulsar estos proyectos y adicionalmente contar con el Fondo de Capitalidad, que proporcione una parte de las inversiones. El grueso de las aportaciones serían con financiamiento privado en contratos a largo plazo y con fuente de repago de la propia tarifa del cobro de agua. La ganancia para los capitalinos sería doble porque se evitarían las pérdidas millonarias por fugas y se garantizaría el abasto de agua para el futuro de la ciudad.

Un grupo de expertos que estamos analizando a fondo este problema, estimamos que la ZMCM requiere inversiones del orden de los 100 mil millones de pesos para garantizar la seguridad en materia de abasto futuro de agua. Los proyectos van desde sustitución de tuberías, sectorización de redes con macro y micro medición, hasta construcción de plantas de tratamiento que garanticen limpiar 100% de aguas residuales y reciclaje eficiente.

Esperemos que los diputados federales y locales autoricen el Fondo de Capitalidad orientado a temas de agua y se inicien los trabajos correspondientes este mismo año.

Los problemas del agua en la ZMCM cada vez se agudizarán más si no hacemos nada al respecto, depende de nosotros si queremos solucionarlos o no.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar