Últimas noticias:

“Revamping” a partidos políticos

Palabra muy usada en ingeniería para referirse a la renovación y modernización de equipos y maquinaria. Me parece incorrecto el uso de anglicismos, siendo tan rico nuestro idioma; pero este concepto en particular se aplica muy a menudo cuando hablamos de hacer una reconstrucción a fondo. No se trata de labores de mantenimiento o reparaciones menores, sino de una reconstrucción total. Es como si a un coche decidiéramos cambiarle el motor, la transmisión, la suspensión y, por supuesto, la dirección.


Elecciones 2015


Los pasados comicios nos dejaron una lección muy clara: la ciudadanía está harta de los partidos. Si analizamos detenidamente la baja participación electoral, el número tan alto de votos nulos y los resultados favorables por primera vez de candidatos “independientes”, podremos concluir que los partidos en general, a nivel nacional y en el DF, requieren urgentemente de un “revamping”.

En cualquier país democrático, los errores en políticas públicas, los escándalos en altas esferas del gobierno y sobre todo la caída económica, se castigan en las elecciones inmediatas. En México, increíblemente, sucede todo lo contrario. ¿Cómo puede explicarse que el gobierno federal se encuentra en el punto más bajo de su calificación a mitad del sexenio como consecuencia de errores, conflictos de intereses, freno al crecimiento, etc., y que por otra parte el PRI obtenga una cómoda mayoría en la Cámara de Diputados? En la próxima legislatura el PRI contará con 203 diputados, pero en su alianza con el Partido Verde y Nueva Alianza, llegarán a 260 votos; es decir, mayoría absoluta. Solos podrán aprobar cambios legislativos y el Presupuesto de Egresos. ¿Quiere decir entonces que la sociedad premia al PRI a pesar de sus malos resultados?

En realidad, es el descrédito de los partidos de oposición, especialmente del PAN y del PRD, con casos graves de corrupción no resueltos, conflictos internos y falta de unidad, lo que le allanó el camino al PRI. El PAN queda con tan sólo 108 diputados, que representan el grupo parlamentario más reducido de los últimos 25 años. Lo mismo le sucede al PRD, con 56 diputados, siendo desplazado en muchos distritos por un nuevo partido: Morena.

En el DF la situación es aún más marcada, aunque la correlación con el PRI es distinta. El PAN cae a su votación más baja, con 13.65%, contra 20.70% en la elección intermedia del 2009; en 8 distritos locales obtiene menos sufragios que los votos nulos computados. El PRD obtiene 25.65% en esta elección, contra 40.75 en 2009. En este caso, los votos que perdió el PRD pasaron íntegros a Morena, que alcanzó 24.20%.

Muchos insisten que lo que sigue son las candidaturas independientes; yo pienso que siendo esta figura positiva y un indiscutible avance democrático, el camino debería ser el fortalecimiento de las instituciones partidistas. Los partidos son instrumentos de la sociedad para lograr buenos candidatos y mejores gobiernos, y son la base de nuestro sistema democrático. ¿Qué objeto tendría seguir destinando tantos recursos a los partidos para que la vía de elección fueran candidaturas independientes?

Después de estas elecciones, los partidos deben establecer inmediatamente un plan de reconstrucción y modernización para estar a la altura de lo que demanda la sociedad, especialmente el PAN, que representa el contrapeso más sólido frente a la regresión antidemocrática del actual gobierno a nivel federal. Lo mismo en el DF, independientemente de la nueva correlación Morena-PRD, una oposición que puede garantizar mejor conducción y transparencia en los gobiernos, debería ser el PAN.

El PAN ha caído en su votación debido a una grave crisis interna y falta de unidad. Los electores no lo votaron porque perciben que el partido está alejado de sus electores y de sus principios. Se requieren cambios profundos en su conducción y organización, atender todos los conflictos que provocan desunión, no dejar pasar los graves actos de corrupción cometidos por panistas en cargos de elección, depurar el padrón de miembros activos y sancionar a los responsables de su manipulación.

Si los partidos no optan por cambios de fondo, por un verdadero “revamping”, entonces nuestra democracia seguirá retrocediendo.

ciudadposibledf.org

@JL_Luege

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna, son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar