Últimas noticias:

Sequía en California y ¿en la Ciudad de México?

Quisiera contrastar hoy las medidas de emergencia que se están tomando en el estado de California, en Estados Unidos, debido a la fuerte sequía que están padeciendo, contra la falta de conciencia y de acciones en la Ciudad de México que, me parece, pasa por una situación mucho más crítica y compleja.


Medio Ambiente


El gobernador del estado estadounidense Jerry Brown, acaba de ordenar a la Junta de Control de Recursos de Agua implantar una serie de medidas restrictivas obligatorias en el consumo de agua, que buscan reducir un 25% el consumo general de agua en el estado, tanto a nivel doméstico como industrial; eliminar 5 millones de metros cuadrados de pasto en jardines públicos y privados, reducir drásticamente el abastecimiento de agua a campos de golf, así como ordenar a las Agencias Locales de Agua el incrementar tarifas con el objeto de desincentivar el consumo.

Estas medidas obedecen a la declaración de “sequía excepcional” en el estado de California, calificada como la más crítica de todos los registros históricos; la Sierra Nevada sólo alcanzó 5% del nivel de nieve normal en el invierno pasado, lo que reducirá drásticamente los afluentes de agua al lugar.

El objetivo central de estas medidas consiste en lograr, en nueve meses, un ahorro de 1 mil 850 millones de metros cúbicos de agua, con lo que se puede paliar en parte los efectos de esta grave sequía.

Esta noticia me impactó por dos razones: primero, porque un grupo de expertos geohidrólogos e ingenieros con un amplio conocimiento sobre la situación crítica de sobreexplotación de los acuíferos del Valle de México venimos insistiendo en la necesidad de adoptar medidas y acciones urgentes en materia de agua en la ciudad, con objeto de evitar un colapso inminente en relativamente corto tiempo; y, segundo, porque ni las autoridades ni la ciudadanía tienen conciencia de la gravedad de la situación.

Es muy fácil abrir la llave y tener agua, pero es impensable que al abrirla no tuviéramos ni una gota, no por unos días, sino por largos periodos.

Muy poca gente tiene conocimiento de lo que está detrás de esa llave y casi nadie ha reflexionado sobre el grave problema de agotamiento de los acuíferos en el Valle de México.

¿Qué pasaría si Miguel Ángel Mancera (jefe de gobierno local) declarara mañana una restricción de agua debido a la necesidad de aliviar en parte la sobreexplotación del agua subterránea?

Seguramente se armarían todo tipo de protestas, bloqueos, marchas, etc.; muchos políticos se envolverían en la bandera nacional y denunciarían el autoritarismo del jefe de gobierno.

¿Por qué el gobernador de California Jerry Brown sí puede hacerlo? No sólo ordenar la restricción en el abastecimiento, sino incluso medidas muy impopulares como el incremento de tarifas. La respuesta está en el nivel de conocimiento de la situación y en el civismo por parte de la población que, consciente de la situación, acepta políticas que le afectan directamente en su bienestar y comodidad.

Sólo como referencia, el volumen que se busca reducir en California es muy parecido a la extracción anual de nuestros acuíferos, que es de 1,890 millones de metros cúbicos al año. El problema principal es que no se está permitiendo la recarga de los mismos, y como consecuencia estamos agotando nuestra fuente principal de abastecimiento. La pérdida de los acuíferos es inminente y representa el mayor riesgo para nuestro país; sin embargo, no se están tomando las medidas necesarias y de emergencia.

La red de agua de la ciudad se encuentra en situación crítica de obsolescencia y mantenimiento. Se estima que se pierde todos los días hasta 40% del volumen de agua potable, que equivale a un volumen de 2 millones de metros cúbicos, o que sería lo mismo que tirar al drenaje todos los días, 2 mil millones de botellas de un litro de agua pura que en el mercado cuestan 10 pesos cada una.

¿Qué debemos hacer para tener conciencia del problema y que haya voluntad política para resolverlo?

www.ciudadposibledf.org/

@JL_Luege

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar