Últimas noticias:

Simulación del Gobierno del DF y la ALDF

En este espacio hemos denunciado la forma escandalosa en que se aprueban las famosas “comandas”, tanto en la Cámara de Diputados federal como en la Asamblea Legislativa del DF (ALDF). Se trata de recursos multimillonarios que se asignan los grupos parlamentarios para uso discrecional de los diputados.


Por un buen ejercicio de gobierno


Esta conducta de los diputados, tanto federales como los locales del DF, es ilegal e inconstitucional porque el presupuesto es fundamentalmente una ley programática. es decir, que cada partida autorizada en los presupuestos debe corresponder a una acción o proyecto específicos que ejecutará una unidad de gobierno.

Al final, los diputados se preocupan más por la “tajada” que les va a tocar personalmente para usos muchas veces indebidos, que en buscar soluciones a fondo y de largo plazo en la aplicación del presupuesto para los muchos problemas que aquejan al país y a la ciudad.

En la Cámara de Diputados volvieron a aplicar la fórmula, aprobando 11 mil millones de pesos a las comandas, donde cada diputado puede asignar 22 millones. La ALDF, en cambio, tuvo una discusión interesante después de muchas presiones y finalmente la partida de 2 mil 186 millones de esta asignación discrecional fue retirada; me consta la actitud valiente de varios diputados y diputadas de distintos partidos, quienes rechazaron esta partida.

Sin embargo, y muy lamentablemente, nos enteramos la semana pasada por una filtración a los medios de comunicación, de la conversación vergonzosa entre el secretario de Finanzas del GDF, Edgar Amador, y el presidente de la Comisión de Gobierno en la ALDF, Manuel Granados, en la que se refieren a la “goliza” que le metieron a la ALDF al aprobar mil 857.7 millones de pesos en el presupuesto, sin definir proyectos específicos.

En dicha conversación, se reconoce tácitamente el acuerdo “cupular” entre los coordinadores.

No estoy de acuerdo con la grabación de conversaciones telefónicas privadas, pero, por otra parte, celebro la libertad de los medios de comunicación al hacer público estas pláticas entre Manuel Granados y Edgar Amador, porque dejan al descubierto la simulación tanto del GDF como de los coordinadores de los grupos parlamentarios, hacia toda la población del DF.

Por esta razón, quiero proponer en este espacio que los recursos que en la iniciativa estaban dirigidos a las comandas y que al final fueron aprobados, pero sin definir proyectos específicos, sean orientados al tema más urgente desde mi punto de vista de la ciudad: proyectos de agua.

La pasada administración local se jactaba de que el DF era una ciudad sustentable, incluso se promovió a Marcelo Ebrard como el mejor alcalde del mundo. Toda una comedia que no se la cree nadie; la realidad es que vamos cada día peor, los problemas se agravan y no hay conciencia de la situación ni se hacen planteamientos de soluciones inteligentes con visión de largo plazo. Como se dice en la jerga de los políticos: se “patea el bote” pidiendo a la ‘virgencita’ de Guadalupe que no les explote a ellos el problema.

Veamos algunos ejemplos:

1) 40% del agua potable se pierde en fugas de la red secundaria y a nivel doméstico; se requiere inversión de miles de millones de pesos para renovar la red de tuberías obsoletas en gran parte de la ciudad.

2) 50% de las tomas domiciliarias no pagan cuota y la otra mitad en su mayoría tienen cuota fija, lo cual incentiva el desperdicio de agua. Se deben instalar sistemas modernos de macro y micro-medición y que todo mundo pague de acuerdo con el consumo.

3) La capacidad instalada en plantas de tratamiento de aguas negras es sólo de 10%. Se requiere dar mantenimiento a la mayoría de las 22 plantas existentes y construir nuevas de alta tecnología; asimismo, construir la red de tuberías para el reuso del agua tratada.

Considero el tema del agua una prioridad para la Ciudad de México. Requeriría mucho más espacio para fundamentar el alto riesgo en materia de agua que existe para el Valle de México. Por esta razón propongo al GDF y a la ALDF que los montos aprobados para el presupuesto 2015 y que no están etiquetados, sean otorgados al Sistema de Aguas de la Ciudad de México en proyectos específicos de agua potable y saneamiento.

ciudadposibledf.org

@JL_Luege

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar