Últimas noticias:

Pablo el caminante eterno, Capitulo XV. La misión en Chipre

Hasta ahora podríamos decir que la acción de Pablo en la historia de la Iglesia había estado bastante limitada considerando que Jesús resucitado personalmente lo había convertido, por lo que se podría deducir que estaría destinado a cumplir una gran tarea.


Pablo y Bernabe evangelizando


La Iglesia de Antioquía cada vez cobraba más importancia y se percibía ya la necesidad de expandir más la fe, seguramente Pablo vería en el puerto esa multitud de embarcaciones que llegaban cargadas de mercancías y se llevaban otras, y se preguntaba si en esos lugares de donde procedían los barcos no estarían destinados a conocer algún día la palabra de Dios, sin embargo, no había una señal clara para hacerlo y las dificultades eran enormes.

Pero un día estando reunida la comunidad después del banquete eucarístico, estando en oración uno de los presentes percibe una voz muy clara que le dice que hay que separar a Bernabé y a Pablo para una misión, es el Espíritu Santo que ha determinado que es el tiempo para empezar la misión más grande que había conocido la Iglesia, y que sería encomendada a Pablo, como para compensar el daño que había hecho cuando era perseguidor.

La comunidad se preparó para despedir a los viajeros, no sabían que les esperaba, ni siquiera si los volvería a ver, pero les era claro que ese camino era el que Dios quería que siguieran estos dos escogidos. Llegó el día señalado en el que se podrían embarcar y fueron al puerto acompañados por la comunidad que oraba por ellos y por el éxito de su misión. Seguramente el corazón de ambos palpitaba de emoción pensando que serían portadores de una buena nueva para muchas personas que hasta ese momento desconocían el verdadero sentido de su vida, y que serían capaces de hacer llegar a sus corazones el amor de Jesús que también había muerto por ellos en la cruz sin que siquiera lo imaginaran.

Imaginemos a aquellos dos amigos jóvenes llenos de fe y energía, los acompañaba también el joven Marcos y abordarían un barco cuyo nombre debería haber quedado escrito en algún lado, pues sería el que abriría un nuevo camino para todo el mundo, ya que a fin de cuentas el Evangelio acabaría transformando  la forma de pensar de casi todo el mundo en el transcurso de los siglos.

Bernabé propuso que se dirigieran a Chipre, ya que ese era su país de origen, desembarcaron en Salamina donde seguramente sus parientes y amigos se habrán alegrado enormemente de verlo después de muchos años, y con la misma hospitalidad acogerían a Pablo por ser amigo de Bernabé.

Se conocía ya el Evangelio por algunos cristianos que habían huido de Jerusalén, y había una comunidad grande de Judíos. Los enviados deben haber recorrido las varias ciudades de la isla, en Nueva Pafos residía el gobernador romano llamado Sergio Paulo de origen noble. En su corte había muchos hombres que se dedicaban al estudio, el más importante era uno al que le denominaban el mago, seguramente muy conocedor de las doctrinas esotéricas de Egipto, Babilonia y Persia. El ocultismo era muy apreciado por la aristocracia.

El gobernador se enteró de la interesante predicación de estos visitantes y los invitó a su palacio, fue una reunión muy interesante donde Pablo fue profundizando cada vez más en los misterios de la religión. El mago los enfrentó considerando que esta nueva doctrina era una patraña que no le quitaría influencia sobre el gobernador, por lo cual se enfrentaron en singular duelo de ideas. Al final el gobernador sintió que la doctrina de Pablo era superior y se convenció de ella. El mago tuvo que tragarse su derrota y una tradición dice que años después se vengaría matando a Bernabé. Pablo ya no regresaría a Chipre y sería Bernabé el que concluiría con la evangelización de su tierra.

 

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar