Últimas noticias:

Del ensueño a la locura; Carlota una princesa infortunada - Cap XXX Al fin en la Ciudad de México

Antes de llegar a la ciudad sus majestades se dirigieron a la Basílica de Guadalupe, donde fueron recibidos por el general Bazaine y por el arzobispo de México Monseñor Labastida, los miembros del ayuntamiento y cerca de doscientos carruajes con las personas más notables de México. Después de una solemne ceremonia se dirigieron a la capital del Imperio.



La recepción fue tumultuosa y con gran entusiasmo, la gente saludaba a los emperadores y los vitoreaba y esto se refleja muy bien en la carta que Carlota escribió a Eugenia sobre este hecho histórico:

“… Los pendones tricolores de vuestras majestades y los nuestros ondean juntos por doquier, reunidos a veces con los de mi país… sobre un arco de triunfo, cerca del lago de Chalco se leía ‘Eterna gratitud a Napoleón III’. A nuestra llegada a Guadalupe gritaban mucho. ‘¡Viva Maximiliano Primero!’ ¡Viva Napoleón Tercero! Y la multitud respondía ‘¡Que vivan!’ agitanado sus grandes sombreros. La imagen de la Virgen de Guadalupe me conmovió mucho. Era como una enorme reparación histórica este homenaje rendido a la protectora de los indígenas por un descendiente de Carlos V dispuesto a sentarse en el trono de Moctezuma. También, el recibimiento que tuvimos ese día fue tal como jamás lo había visto. Era la efusión de la liberación y como una especie de delirio que se había apoderado de varios millares de caballeros y de todas las damas de México.”

Al día siguiente sobre la gran plaza que rebozaba de gente, hubo una manifestación muy afectuosa. Por la noche estuvimos unos instantes en el balcón al oír los gritos de: “¡Salve nuestro emperador!”. Regresamos y hubo entonces tales aclamaciones que solo se escuchaba un ruido confuso e inarticulado.

La armada francesa nos recibió por doquier de la manera más amable… de entre todo lo que he visto, una monarquía establecida en este país es factible y responde a las necesidades unánimes de la población: no obstante,  no deja de ser una tentativa gigantesca, porque hay que luchar contra el desierto, con las distancias, contra los malos caminos, contra el más completo caos. Hay en este país sorprendente altas y bajas de civilización. En la capital estamos más o menos como en Europa. A media hora de aquí uno avanza al desfiladero y puede ser atacado por bandidos.

…estuvimos en Cholula y escuchamos misa en el teocalli, en la capilla de la Virgen de los remedios. Es algo conmovedor ver esta capilla en el emplazamiento donde había sacrificios humanos. La planicie que la rodea recuerda mucho a la Lombardía, como también los alrededores de la capital que son encantadores. Los oficiales que estuvieron en la campaña de Italia están de acuerdo en que se parecen. Esto es una gran satisfacción para nosotros porque uno se cree uno en Europa.

El Paseo de México con un poco de buena voluntad hace pensar en los Campos Elíseos…Casi todos los indígenas saben leer y escribir, el pueblo es soberanamente inteligente, y, si el clero les instruyera como se debe, este sería un pueblo esclarecido.

… Santa Anna es quien estableció la república como un medio para reinar con impunidad, quien perdió la mitad del territorio,  quién ha hecho todas las revoluciones y quien ha corrompido todo lo que puede corromper; sobre todos los sentimientos de moralidad

Los gobiernos efímeros que se sucedieron por cuarenta años no fueron jamás sino minorías suplantadas por otras, pues jamás tuvieron raíces en la población indígena, la única que trabaja y hace vivir al Estado… Bajo este concepto, el sistema de Juárez constituía ya una sensible mejoría, aunque tendía a obtener la civilización vía Estados Unidos, lo que es una gran anomalía. Francia vino justo a tiempo para detener esta corriente y sustituirla por otra hacia ella, lo que creo es el único medio de civilizar al país, porque creo que hay que importar La civilización”.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Comentarios  

#2 José Manuel Arnaud V 30-10-2016 18:30
Don Jorge A. Le he dado seguimiento a sus capítulos sobre Maximiliano y Carlota, me hacen falta y no encentro los capítulos 18 y 27, me los podría compartir??
Agradecido por sus atenciones.
Citar
#1 rigoberto 22-10-2016 15:38
buena narración ya se veía que los americanos tendrían mas influencia en nuestra civilización
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar