Últimas noticias:

Del ensueño a la locura; Carlota una princesa infortunada - Cap XXIX Una recepción contrastante

Después del largo viaje, llegaron los emperadores a Veracruz; las cosas no resultaron de momento como las habían esperado. Resulta que el general Almonte, por las dificultades de comunicación, esperaba la llegada del Novara un día después al que ancló en el puerto, así que no había nada preparado y la recepción fue muy fría, sobre todo porque seguramente los emperadores tenían en mente la calurosa y emotiva despedida que tuvieron en Trieste.



Abordaron un ferrocarril, pero luego tuvieron que trasbordar a unas diligencias que no eran precisamente a las que estaban acostumbrados a utilizar y los caminos estaban en pésimas condiciones, además del calor que hacía más pesado tener que ir escuchando el terrible chirrido de los ejes de los carruajes a la hora de ir sorteando los hoyos y las piedras.

Para que todo empeorara, en la noche se rompió el eje de la carroza imperial en medio de una horrible tormenta; los albergues del camino eran feos y terriblemente incómodos. Pero, conforme se fueron acercando al centro del país, las cosas fueron mejorando notablemente y de las poblaciones salían indígenas con flores para saludar el paso del cortejo imperial.

Cuando llegaron a Cholula, la población salió en masa a darles una gran bienvenida y los indígenas prepararon unos tronos con flores y los monarcas visitaron la iglesia que está construida encima de una pirámide. Pero si esta recepción fue magnífica, la de Puebla fue superior; y es que recordemos que desde la Independencia de México hubo 16 presidentes y muchas batallas que en nada ayudaron a que mejoraran las condiciones de los pobladores más pobres de México, así que muchos veían este cambio como una gran oportunidad de que al llegar una nueva forma de gobierno se estabilizara el país y el bienestar pudiera llegar a todos los habitantes del país, tanto del campo como de las ciudades.

El 7 de junio en Puebla se celebró el cumpleaños de Carlota, que por cierto en realidad era una joven de tan sólo 24 años. El general Auguste Henri Brincourt, comandante y gobernador de Puebla, organiza un desfile para los emperadores, que además pensaba que México era un país muy rico y lleno de posibilidades de éxito, por lo cual estaba convencido que la intervención francesa y la traída de Maximiliano era algo muy noble, porque los beneficiarios serían los propios mexicanos. Aunque el mismo general tenía muy mala imagen de los gobernantes de México, decía que los enérgicos robaban y los honorables tenían muy poca energía para hacer valer el derecho.

Carlota, que había visitado parte de la ciudad, escribe que está muy contenta de estar celebrando su cumpleaños en su nuevo país y muy agradecida por todas las muestras de simpatía que ha recibido; y para corresponder, hace un donativo de 7,000 piastras de su dinero personal para que se restaure un hospicio que visitó y encontró prácticamente en ruinas, para que puedan regresar a vivir ahí los niños.

De esta manera, ya muy repuesto el ánimo y con grandes ilusiones y esperanzas, los monarcas se preparan para el último recorrido que les espera y llegar al fin a la capital de su nuevo imperio.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar