Últimas noticias:

Del ensueño a la locura; Carlota una princesa infortunada - Cap V La condesa Maurice d’Hulst

No es fácil tener buenos amigos que sean leales en la vida y aun después de la muerte, sobre todo para personajes importantes que muchas veces se ven rodeados de personas que aparentan ser auténticos amigos, pero cuyas intenciones verdaderas son las de obtener favores o beneficios personales con esa relación.


Historia de México


Sin embargo, la condesa Maurice demostró que su amistad de toda la vida con la mamá de Carlota fue tan sincera, que se manifestó después de la muerte de la reina en el fiel cumplimiento de la promesa que le hizo a ésta en el lecho de su muerte de velar por la pequeña princesa, pero además lo hizo con mucho amor y ternura.

Pero no solamente recibió de su amiga la petición de que la educara como una verdadera princesa y una mujer de bien, sino que además se preocupara mucho por su formación religiosa, por lo que la va orientando en sus lecturas. Así, después de leer algo sobre las Cruzadas, Carlota reflexiona sobre la gran responsabilidad de los gobernantes católicos de rendir cuentas ante Dios de cómo ejercieron su poder, por la enorme responsabilidad que adquieren de velar por la salud de sus pueblos.

Es interesante recalcar que su padre Leopoldo I era luterano; sin embargo, se comprometió a respetar que sus hijos fueran educados en la religión católica de acuerdo a las creencias de su madre, y además, porque Bélgica era una nación católica. Para la confirmación de Carlota, le escribió una carta donde resalta los valores del cristianismo y la importancia de practicar y proclamar estos principios.

Carlota se emocionó mucho cuando leyó el libro de Fabiola en la Iglesia de las Catacumbas del cardenal Wiseman, además estuvo muy bien orientada por el padre Deschamps, redentorista, a quien su padre le encomendó la formación religiosa.

Refiriéndose a su confirmación, Carlota escribía a la condesa d’Hulst que por la acción del Espíritu Santo se sentía llena de fuerza para resistir las tentaciones y llena de amor para vivir por Dios. Además, dice que piensa que hay pocas personas que hubieran recibido tantas gracias y favores como ella.

Pero como todos, en ocasiones siente que no avanza en su desarrollo moral y le escribe a la condesa que no siente deseos de rezar, y que, aunque su razonamiento le hace ver todo lo que tiene que agradecer a Dios, no puede sin embargo vencer su pereza.

En mejores momentos le escribe a su querida condesa que está aprovechando muy bien sus lecciones de historia, y también que es muy buena para el cálculo, que se le facilita bastante; también sigue progresando en el aprendizaje de idiomas y es bastante disciplinada en alcanzar los objetivos que se va proponiendo.

Como complemento, aprende también muchas labores manuales y se dedica a su desarrollo físico, sale a montar a caballo y va a la playa donde realiza ejercicios físicos.

Así, la joven se va formando en todos los campos de una manera muy completa. Seguramente su madre se sentiría muy feliz de ver a su bella hija siendo cada vez mejor mujer.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar