Últimas noticias:

Junípero Serra, un santo de 3 naciones - Cap VII Sembrando devociones

Podríamos decir que las devociones son prácticas de amor y respeto que nos acercan más a Jesús a través de la contemplación de sus misterios y de la admiración a los que han conseguido cumplir con su misión como la Virgen María y los santos, así como un conjunto de oraciones y prácticas que nos mueven el corazón y predisponen el alma a hacer de las prácticas religiosas un camino de perfección.


La vida de un santo


Bajo esta perspectiva, el complemento ideal para la evangelización fue el esmero con que Fray Junípero guió el corazón de los pames a practicar y amar ciertas devociones, como las referentes al señor San José, que fue quien fungió como padre terrenal de Jesús, protegiendo a la Santísima Virgen y a su hijo de todos los peligros y haciendo cabeza de la Sagrada Familia para que fueran respetados por su unión, sus virtudes y su trabajo; al Arcángel San Miguel para protegerlos de las acechanzas del Demonio y a varios santos, sobre todo a San Francisco, que por su humildad y su gran amor a la creación del Señor, fue una figura con la que se sentían muy identificados los naturales de la región.

Pero la principal de todas fue la referente al Santísimo Sacramento, que preparaban con mucha anticipación en todo lo referente a la fiesta del Corpus, para lo cual se adornaba todo el camino de la procesión y el sermón lo predicaba el Padre tanto en español como en la lengua pame.

Por supuesto la Virgen María ocupaba un puesto central en las devociones, sobre todo, bajo la figura de la Inmaculada Concepción, a quien dirigía una novena culminando con una gran misa el día de su celebración, además de que cada sábado por la noche se sacaba en procesión una representación de bulto que había hecho traer de México, y los domingos por la tarde, presidía unas oraciones dedicadas a la Virgen.

En lo material, igualmente seguían progresando, consiguiendo el Padre Serra más fondos y poniendo él mismo de lo que le correspondía para crecer las cosechas y el ganado, de tal manera que ya cubiertas las necesidades de la población empezaron a tener excedentes para poder vender a otras comunidades.

Durante el tiempo en que no se requería gran labor en el campo, se inició la construcción de la Iglesia de Mampostería, que a lo largo de siete años quedó concluida. Se dedicó una capilla al Santo Sepulcro con imágenes de la pasión del Señor; con la construcción, se fueron habilitando también los indios como carpinteros, herreros, pintores, albañiles y doradores que trabajaron hasta dejar también por dentro una belleza de iglesia con su retablos dorados.

Las mujeres, por su parte, aprendieron a hilar y tejer, con lo cual se creó también otro mercado y así las actividades de todos obraban en favor de la comunidad. En las misiones cercanas se imitó la misma forma de trabajar, así que casi en forma paralela se construyeron las iglesias de las otras cuatro misiones.

Y no se crea que fue una labor fácil porque evangelizar es una tarea que por lógica, encuentra mucha resistencia; todos los pueblos tienen sus tradiciones y sus creencias y nunca se logra en su totalidad, pero, en los nueve años que el Padre Serra estuvo en la Sierra Gorda, los frutos fueron enormes, sobre todo porque la predicación no fue sólo sabia, sino apuntalada con el ejemplo de vida del Padre Serra y sus compañeros.

El Padre Serra fue llamado a otras tareas, pero sus compañeros continuaron hasta que se cumplieron 26 años de actividad misionera, y analizando los frutos que se habían conseguido, las autoridades religiosas consideraron que todo estaba cumplido y pidieron el retiro a los misioneros para dejar los territorios en manos del Clero regular, pero esto fue un error de apreciación ya que en general, los nuevos sacerdotes no prosiguieron con toda la obra de trabajo que se realizaba y se concretaron solamente a esperar a la feligresa en la iglesia, con lo que se perdió parte de lo logrado y en algunos casos, se enfrió la fe y se regresó en parte a las antiguas creencias.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar