Últimas noticias:

Participación ciudadana y la transformación de México

La sociedad mexicana está enviando señales de que ya no será más un espectador pasivo que observa la inercia del acontecer nacional y se limita a esperar propuestas de los políticos para enfrentar los problemas internos y los que vienen del exterior.



Por el contrario: se palpa un gran interés de miles de ciudadanos por participar, por proponer soluciones a desafíos como la nueva realidad de la relación bilateral con Estados Unidos y, en lo interno, en exigir un alto a los actos de corrupción en todos los órdenes de gobierno y en los tres poderes de la Unión, con la exigencia de poner un hasta aquí a la impunidad.

A lo largo de su historia, a COPARMEX le ha interesado mucho la participación ciudadana, porque esta ha sido el motor de cambio en diversas etapas históricas como fue la ciudadanización del sistema electoral, la creación del sistema nacional de transparencia y, más recientemente, la conformación del Sistema Nacional Anticorrupción, en el cual fue fundamental la iniciativa ciudadana de la conocida como Ley 3 de 3. Todos estos momentos han marcado un cambio de paradigma en nuestra democracia.

La semana pasada asistimos a tres acontecimientos de gran importancia para México: primero, fueron entregados los nombramientos a los cinco integrantes del primer Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, quienes vigilarán que las instituciones del Sistema hagan su trabajo, que efectivamente sean sancionados los actos de corrupción, con base en el nuevo marco legal.

En segundo término, la opinión pública conoció las propuestas para transformar a México construidas por 273 organizaciones civiles a través de 23 foros realizados en todo el país.

En alianza con expertos de organizaciones sociales, COPARMEX dio a conocer, y entregó al Consejo Coordinador Empresarial, 20 propuestas de gran impacto, con viabilidad de  ser implementadas en base a los decretos que pudiera emitir el Ejecutivo Federal para atender cuatro grandes líneas de acción para transformar a México:

1º. Garantizar una amplia participación incluyente de la sociedad a través de mecanismos como consultas ciudadanas que reflejen a cabalidad y profundidad el sentir y el pensar los mexicanos.

2º. Conformar una sola agenda integral para abordar los temas de transparencia, Sistema Nacional Anticorrupción y combate a la impunidad, que hasta ahora se han tratado en forma aislada.

3º. Vigilancia estrecha de los ciudadanos al ejercicio del gasto público para asegurarse de que en los tres órdenes de gobierno y los tres poderes de la Unión, así como los órganos autónomos del Estado Mexicano los recursos públicos son utilizados en forma correcta, eficiente, con verdadero beneficio para la sociedad y con transparencia.

4º. Cuidar que el gasto social sea ejercido en forma profesional, sin duplicidades, con criterios equitativos que generen impacto donde más se necesita.

Para vigilar la integridad, honestidad y eficiencia en el ejercicio del gasto público se propuso, asimismo, crear la figura de la Auditoría Ciudadana, para asegurar el cumplimiento de las acciones propuestas, así como crear un Consejo Fiscal Independiente que garantice el manejo responsable de las finanzas públicas.

Ambas figuras pueden ser determinantes para el éxito de los grandes proyectos de desarrollo regional como lo son: las Zonas Económicas Especiales, ahora que se dieron a conocer los incentivos fiscales para favorecer la inversión, en proyectos productivos y el empleo en el sur-sureste de México, donde más se necesita una estrategia de reducción palpable a la pobreza.

Las Zonas Económicas Especiales han sido exitosas en el mundo, cuando han logrado la eficiencia del uso de los fondos públicos y privados para crear infraestructura capaz de conectar a las regiones con los mercados internos y externos.

Finalmente, la semana pasada fuimos también partícipes y testigos de la exigencia de miles de ciudadanos que salieron pacíficamente a manifestarse para exigir un trato respetuoso y digno de parte del gobierno de los Estados Unidos de América hacia México y, en el ámbito interno, la exigencia de acabar con la corrupción, que es vista como el mayor problema de los mexicanos.

Cada día somos más los ciudadanos convencidos de que gran parte de la causa de nuestros rezagos y conflictos tienen su origen en la falta de información, vigilancia y exigencia por parte de una sociedad que no ha logrado ejercer a plenitud sus derechos.

Nos llenan de entusiasmo las muestras de interés de miles de ciudadanos en todo el país para construir el futuro de México. La participación ciudadana será el antídoto para el abuso, la simulación, la ineficiencia y la ineficacia de los malos servidores públicos.

Los empresarios de COPARMEX refrendamos nuestro compromiso de continuar participando activamente desde la sociedad en acciones y proyectos que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de los mexicanos, que fortalezcan la cohesión social y nos permitan construir un México más justo y más próspero para todos.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo