Últimas noticias:

IPN: ¿El triunfo de Osorio Chong?

Egresado de una universidad pública, como lo es la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), titulado abogado casi veinte años después de haber estudiado la carrera, y a meses antes de ocupar la diputación federal en 2003 que lo catapulta a la gubernatura de Hidalgo en 2005, Miguel Ángel Osorio Chong rompió un paradigma de sus antecesores en la Secretaria de Gobernación, el 30 de septiembre pasado, al salir a recibir a una marcha de 25,000 estudiantes.


Las elecciones del 2015


Nadie pone en duda que su jugada fue un acto político que demostró “colmillo y visión”. No sólo se mostró como un hombre dialogante, sino incluso llamó al movimiento como “legítimo”, preparó el terreno y puso el balón de su lado, anunciando un análisis del pliego petitorio.

Horas después se filtró la renuncia de la entonces directora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchitl Bustamante Díez; la SEP rechazó la especie. En el fondo, el acto de Osorio Chong cimbró al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor, quien jurídicamente es el responsable del Politécnico. Ambos son de grupos políticos distintos, los dos han estado en la “casona de Bucareli” y saben lo que es el ejercicio de la política en gobiernos emanados del PRI.

El viernes 3 de octubre, en medio de una lluvia persistente, otra vez en un templete, Osorio Chong responde el pliego petitorio; cada punto tiene respuesta, él sabe que el estar frente a los líderes estudiantiles, frente a cámaras de televisión de todo el mundo, es el escaparate perfecto para la candidatura presidencial del 2018. Con esto, gana popularidad, algo tan preciado por la clase política mexicana. Su rostro muestra por momentos una sonrisa de satisfacción: él ya triunfó sobre el titular de Hacienda, Luis Videgaray, que, por su parte, cada día se gana el rechazo de los empresarios de todos los tamaños.

Osorio Chong sabe que tiene una jugada perfecta en sus manos. Por un lado, si el movimiento estudiantil acepta su propuesta, será una victoria para su carrera política; si la rechazan, el escenario se complicaría un poco, pero no tanto, ya demostraría que él está dispuesto al diálogo y la búsqueda de una solución; los estudiantes, en cambio, se evidenciarían como los “radicales”, y entonces, las voces que afirman que existe “mano negra” atrás del movimiento tendrían la excusa perfecta para confirmar sus teorías.

Además, si la propuesta de Osorio Chong no avanza, la credibilidad ganada por la marcha pacífica de los 25,000 estudiantes se esfumaría y los radicales del movimiento que nunca faltan se adueñarían del asunto, llegando en algunas escuelas a prolongar el paro estudiantil, la excusa perfecta para desacreditar a la izquierda en vísperas de las elecciones intermedias del 2015.

No hay que olvidar que los medios de comunicación, en su mayoría, al regreso del PRI en el gobierno federal, han demostrado simpatías por su regulador, la Secretaría de Gobernación. Hace todavía unas horas, uno de los líderes estudiantiles del IPN, Daniel Antonio Rosales, fue evidenciado por su cercanía con el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), liderado por Andrés Manuel López Obrador.

En los dos escenarios, Osorio Chong gana, ya sea como un gran operador o como un hábil “conspirador”; gana en la calle y gana en el gobierno. Claro, eso no lo hace “el político que el país esperaba”, solamente lo pone como protagonista del momento.

Cabe entonces preguntarse, si este episodio de la crisis en el Instituto Politécnico Nacional es el triunfo de Osorio Chong…

@gjtq2010

@yoinfluyo

gtorres@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar