Últimas noticias:

A río revuelto, ganancia de…

Todo era alegría. Con un rostro sonriente y seguro, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmaba que su gobierno –el de las “grandes reformas estructurales”– estaba haciendo historia, pues en cuestión de casi 21 meses había logrado 11 reformas constitucionales por medio del Pacto por México, en el que las tres principales fuerzas políticas apoyarían su proyecto de gobierno; además, el Poder Legislativo dirigido por Manlio Fabio Beltrones le había cumplido en la operación política.


El Sistema Político Mexicano y sus cambios


Pero ha comenzado un “período negro” en su gestión. En cuestión de semanas, desaparecen 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, mientras que en un municipio pequeño del Estado de México llamado Tlatlaya se da a conocer que, en una acción militar que supuestamente había abatido a 22 narcotraficantes, en realidad se habían dado un abuso de autoridad.

Más adelante, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) entra en crisis, provocada por un intento por modificar su plan de estudios y principalmente por la falta de tacto por parte de su entonces directora Yoloxóchitl Bustamante, quien agravó el conflicto entre estudiantes y autoridades.

A eso hay que sumar la cereza en el pastel, una investigación que se dio a conocer por parte de la periodista Carmen Aristegui: el escándalo de la “Casa Blanca”, una propiedad de lujo con un valor calculado en 90 millones de pesos y cuyo origen obscuro encendió a la sociedad mexicana, pues todo indica que es un obsequio de Grupo Higa, una de las empresas que más beneficios obtuvo durante su gobierno en el Estado de México y ganadora de la licitación del futuro Tren Bala a Querétaro, junto con el grupo asiático “China Railway”.

¿Estos acontecimientos son una estrategia de los enemigos de Peña Nieto para que renuncie?, ¿quién o quiénes ganan con este periodo negro?, ¿qué está pasando en el Sistema Político Mexicano?

Parece que estamos viviendo un “complot contra el gobierno” o que alguien dentro del gobierno ha diseñado un plan para acabar con el presidente. Pero no es eso preciso, pues en los hechos hemos sido testigos de una serie de pifias por parte del equipo presidencial, principalmente por parte del llamado “Grupo Hidalgo”, conformado en un primer círculo por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el actual procurador general de la República, Jesús Murillo Karam; el Director del CISEN, Eugenio Imaz, y la Directora General del Sistema Nacional del DIF y esposa de Osorio Chong, Laura Vargas.

Y es que el responsable de dirigir los servicios de “inteligencia” del gobierno federal, Eugenio Imaz, nunca avisó de la “papa caliente” que era el estado de Guerrero, ni de los vínculos entre narcotráfico y autoridades municipales. El Procurador Murillo Karam poco a poco fue tomando el tema, cayendo en contradicciones e incluso emitiendo la famosa frase “Ya me cansé”, hoy en boga en redes sociales.

Sorprende que ante esta crisis política no salga fuertemente a escena el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; sólo se le vio como intermediario de aquella marcha de los estudiantes del IPN, pero hasta ahí. Su escasa presencia mediática muestra que se cuida en extremo para cuidar su aspiración presidencial en 2018. Pero sus decisiones en materia de política interior han fracasado.

Es importante señalar que no es que exista un plan político, sino que simplemente se fue generando un “río revuelto” que ha provocado que diversas fuerzas (que incluso son parte tradicional del Sistema Político Mexicano) se unan en contra del presidente y sus principales aliados, los que lo rodean en un primer círculo, como es el caso del Secretario de Hacienda, Luis Videgaray; el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, y el propio Miguel Ángel Osorio Chong.

Existen también otras fuerzas políticas, las que provienen de la izquierda radical, y otras cuya tesis es el reinado de la anarquía, que están gozando de este periodo, pues además de que son un escaparate para difundir sus acciones, son también momento de atracción para sumar nuevos adeptos, es su momento de “tierra de cultivo”.

Ya en este momento se está empezando a ver que el gobierno federal ha tenido que usar una “válvula de escape”, pues ha comenzado a repartir espacios políticos de poder a otros grupos que habían quedado fuera del reparto de posiciones, es el caso del nuevo titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, miembro del “Grupo Carpizo”, poderoso en la década de los noventa del siglo XX.

Bajo esas circunstancias, es probable que el presidente haga cambios en su gabinete; se habla de la salida de Jesús Murillo Karam de la PGR y de la presión que está realizando el “dueño del Poder Legislativo”, Manlio Fabio Beltrones, para ocupar la Secretaria de Gobernación. En el caso del primero, es un sacrificio para salvar a su discípulo, Osorio Chong; el segundo, es una estrategia para figurar en el 2018.

Por eso, México ahora es un “río revuelto, ganancia de…”.

@gjtq2010

@yoinfluyo

gtorres@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar