Últimas noticias:

Ayotzinapa, el infierno… ¡México, vuelve a Dios!

Los terroríficos hechos acontecidos en Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, han horrorizado a la sociedad mexicana: Estudiantes de esa Escuela Normal fueron atacados por policías municipales al servicio de los cárteles, matando a 5 de ellos y otro civil; después, 43 de los jóvenes fueron entregados a la policía de Cocula, que a su vez los pasó al cártel de los "Guerreros Unidos", quienes los ejecutaron y los quemaron –se presume que algunos aún vivos– y otro normalista que fue desollado y exhibido su cuerpo.


La unidad de un país


En estos hechos se hallan, además, inmiscuidos el entonces presidente municipal José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda, señalada como amante del gobernador perredista Ángel Aguirre, quien ya renunció a su responsabilidad pública y de quien aún habrá de deslindarse responsabilidades en las investigaciones. Por si fuera poco, lo releva en calidad de gobernador sustituto Rogelio Ortega Martínez, quien en 2009 quedaron descubiertos sus vínculos con el secuestro y la guerrilla de las FARC en Colombia.

La oportuna denuncia y aportación del Padre Solalinde en la que habló del asesinato de los muchachos y el involucramiento de autoridades civiles, fue despreciada en su momento por los padres de los normalistas –que aún exigen "presentar vivos" a los 43 estudiantes– y por la propia PGR, que días más tarde anunciaría que los hechos fueron tal como el sacerdote lo denunció.

La actuación tardía del Gobierno Federal ante la complicidad de las autoridades locales con los hechos y actores criminales, ha desembocado en una crisis institucional de mayor magnitud y sin precedentes en el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, a la que se suman señalamientos de corrupción en la licitación del tren México-Querétaro, que llevaron al Ejecutivo Federal a anularla, pero no así su viaje a China y Australia. Mientras tanto, agitadores profesionales prenden fuego a la puerta Mariana de Palacio Nacional en una manifestación de protesta por los hechos de Ayotzinapa, el resultado: No sólo una crisis en el gobierno de Peña, sino en todo el país.

Lamentablemente no son hechos aislados los que padece el estado de Guerrero, a éstos se suma la situación de violencia que hay en Michoacán, Tamaulipas, y en una docena de estados del país: municipios y regiones fuera de control ante las mafias del narcotráfico, grupos criminales actuando en contubernio con diversas policías y autoridades de distintos órdenes, en tanto que la inseguridad y la delincuencia es cada vez más común y comienza a extenderse en el resto de las entidades que "aún no han entrado en crisis".

Y por otro lado, se fortalece la embestida contra la vida y la familia, con legislaciones que promueven el aborto en todas sus variables y con recursos de hospitales públicos, impulsados por el PRD, quien incluso ha llevado el tema ante la CONAGO (Conferencia Nacional de Gobernadores) a través de Miguel Ángel Mancera, su ahora convaleciente Jefe de Gobierno.

Mientras, los legisladores federales de ese mismo partido tratan de aprobar leyes para corromper a los niños con supuestos “derechos sexuales y reproductivos”, que harían a un lado la autoridad y la patria potestad de los padres de familia e impulsarían políticas que aumentarían aún más la maternidad de adolescentes y las madres solteras, dando lugar a niños sin atención ni educación, que después serán fácil presa de las drogas, las pandillas y el narcotráfico.

Me contaba un maestro de primaria que preguntó a sus alumnos de 6 años ¿Qué querían ser de grandes? La primera respuesta que recibió, fue de uno de los pequeños fue: “Quiero ser sicario”. En tanto que la Suprema Corte busca imponer con sus resoluciones los llamados "matrimonios homosexuales" en los estados que tienen legislaciones que no lo permiten, pasando por encima de su soberanía y sin consulta alguna de sus Congresos ni de sus ciudadanos, con base en una mal entendida "no discriminación" de preferencias.

Los escándalos de corrupción alcanzan a todos los ámbitos y todos los poderes, y las Instituciones públicas se hayan disminuidas y deterioradas por las conductas de muchos funcionarios desleales, incompetentes e insensibles a los problemas de pobreza y marginación que viven millones de mexicanos, que ven frustradas sus aspiraciones de progreso y desarrollo, mientras que los actores políticos y los partidos las más de las veces no ven más allá de sus intereses y ambiciones personales o particulares.

En este entorno, agitadores radicales y profesionales apuntan a la línea de flotación del Gobierno Federal que no acierta a actuar ante un escenario, que es menospreciado, de crisis institucional y falta de credibilidad social y Estado de Derecho, aumentando los riesgos de anarquía social e ingobernabilidad.

Es tiempo de que México vuelva a Dios. Y a través de la oración pueda pedir por intercesión de la Madre del Verdadero Dios por quien se vive, Santa María de Guadalupe, con arrepentimiento, la conversión de los corazones de sus hijos mexicanos, para encontrar la reconciliación y la paz en la justicia y la verdad.

Hagamos un alto en el camino para hacer una oración por la paz cada día a las 20:00 horas y unámonos en nuestras familias a la Consagración a los Sagrados Corazones de Jesús y María este 12 de diciembre a las 12:00 horas por la reconversión de México, el fin de la violencia y el advenimiento de la Paz.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar