Últimas noticias:

Los cuatro asesinos del matrimonio

John Gottman puede escuchar a una pareja por 5 minutos y determinar, con un 91% de precisión, si se divorciarán.


En defensa del matrimonio


Gottman ha investigado la institución matrimonial por más de 40 años y las parejas que asisten a sus talleres tienen la mitad de tasa de recaídas que otras que toman terapia estándar.

Su libro “Los siete principios para hacer que el matrimonio funcione” es excelente y rico en información.

En él se desmiente un montón de mitos sobre el matrimonio, explica por qué los matrimonios fracasan y lo que se puede hacer al respecto.

Los Cuatro Jinetes

¿Cómo puede Gottman determinar quiénes romperán su matrimonio? Hay una serie de indicadores, pero en el centro de investigación están "los Cuatro Jinetes". Estas son las cuatro cosas que indican que el apocalipsis de un matrimonio está en camino:

1. Críticas - quejarse están bien. Las críticas son más globales, atacan la persona, no a su comportamiento. Tu marido no sacó la basura porque se le olvidó, no porque sea una mala persona.

2. Desprecio. "…impacientarse, girar los ojos, burlarse, hacer escarnio, ironía y humor hostil. Cualquiera que sea su forma, el desprecio es el peor de los cuatro jinetes, es venenoso en una relación porque transmite asco. Es prácticamente imposible resolver un problema cuando tu pareja percibe el mensaje de que estás disgustado con él o con ella".

3. Estar a la defensiva. "…estar a la defensiva es realmente una manera de echarle la culpa a tu pareja. Tú estás diciendo: "El problema no soy yo, eres tú". Estar a la defensiva sólo intensifica el conflicto, esa es la razón por la que es tan mortal".

4. Evadir – No contestar, desconectar. No sólo retira a la persona del conflicto en ese momento, sino que acaba por eliminar emocionalmente la relación.

¿Cuál fue la mayor revelación sobre el matrimonio?

¿Qué fue lo que más me sorprendió? La investigación de Gottman revela que, aun las más grandes diferencias de opinión, no destruyen matrimonios. Lo que los destruye es cómo afrontan esas diferencias.

69% de los problemas de una pareja son perpetuos. Estos problemas no desaparecen y, sin embargo, muchas parejas continúan discutiéndolos año tras año:

“La mayoría de las discusiones maritales, no se pueden resolver. Las parejas pasan año tras año tratando de cambiar la mente del otro, pero esto no se puede hacer. Esto se debe a que la mayoría de los desacuerdos se basan en las diferencias de estilo de vida, personalidad, o valores. Al pelear por estas diferencias, todo lo que  consiguen es perder el tiempo y dañar su matrimonio”.

¿Cómo lidian los buenos matrimonios con los problemas que no pueden resolverse? Aceptan uno al otro como es:

“Estas parejas intuitivamente comprenden que los problemas son parte inevitable de una relación, así como las enfermedades físicas crónicas son inevitables a medida que envejeces. Son como un dolor de rodilla, problemas de espalda, de colon irritable, o dolor de codo. No amaremos estos problemas, pero somos capaces de hacer frente a los mismos, a fin de evitar las situaciones que los empeoren, desarrollando estrategias y rutinas que nos ayuden a sobrellevarlos. El psicólogo Dan Wile lo dice mejor en su libro “Después de la luna de miel”: "A la hora de elegir un socio a largo plazo… estarás eligiendo inevitablemente un conjunto particular de problemas sin solución a los que te enfrentarás los próximos diez, veinte o cincuenta años”.

¿Qué es lo que hace que un matrimonio florezca?

El libro está cargado de información potente, anécdotas y consejos. Hablaré de tres elementos útiles aquí.

1. Realmente conocerse uno al otro es vital: “… las parejas emocionalmente inteligentes están íntimamente familiarizadas con el mundo del otro… Estas parejas han reservado un lugar especial de su matrimonio para conocerse. Recuerdan los grandes acontecimientos de la historia de su esposo o esposa, y continúan actualizando la información de acuerdo a los hechos y los sentimientos de su cónyuge.

2. Cuando haya pleitos, haz el mejor esfuerzo para evitar el uso de la palabra TU, trata de usar la palabra YO. Esto hace que sea mucho más fácil expresar tus sentimientos y mucho más difícil atacar a la otra persona.

3. ¿Cuál es el ejercicio más poderoso para mejorar tu matrimonio? "Al terminar el día, platica con tu esposo qué sucedió". El objetivo es purgar el estrés del día para que no pueda afectar negativamente a tu relación.

Algunos otros datos interesantes:

"… un matrimonio infeliz aumenta las probabilidades de enfermarte un 35% e incluso acortar tu vida en un promedio de cuatro años".

"96% de las veces puedes predecir el resultado de una conversación basado en los tres primeros minutos de la conversación…".

"He encontrado que el 94 por ciento de las parejas que introducen en una discusión un giro positivo recordando momentos felices en la historia de su matrimonio, tienen grandes probabilidades de un futuro feliz. Cuando las memorias de momentos hermosos son distorsionadas, es un signo de que el matrimonio necesita ayuda”.

Hay demasiada información en el libro como para transmitirla completa. Pero si el tema es de interés para usted, no deje de leer: “Los siete principios para hacer que el matrimonio funcione”.

FUENTE: Time

TRADUCCIÓN: Redacción yoinfluyo

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar