Últimas noticias:

Para hacer políticas sobre familia

La unión del marido y la mujer tiene en los hijos su causa final primaria, y es lo que da origen a la familia. Esa comunidad de vida y amor que es el matrimonio, resulta el único lugar propicio para la continuación, perfeccionamiento y felicidad de la especie humana. Por ello nunca se encarecerá bastante en la defensa y fortalecimiento de la institución familiar. Ricardo Sada F.


Políticas sobre familia


En estos momentos de la historia, el decir lo anterior o citarlo, resulta incómodo y a veces vergonzoso, nuestro pulso se acelera cuando tenemos que decir nuestra postura ante el tema de la familia, pareciera que nos apuntaran con una pistola desde lo lejos esperando nuestra respuesta. Afortunadamente aún no llegamos a esos extremos, pero sí en donde las pistolas son las miradas de rechazo y repugnancia.

Es cuando me pregunto ¿deberíamos tener miedo o vergüenza al manifestar nuestra postura? Sentimos miedo cuando no estamos seguros de algo, y en este caso no estamos seguros de lo que vamos a decir, para disipar el miedo ¿qué hace falta? Claro, la seguridad, y cómo obtengo esa seguridad, formándome en el tema.

Es evidente y es un hecho que los medios (varios de ellos) no juegan a nuestro favor, y tristemente algunos políticos tampoco, por lo anterior es necesaria la participación ciudadana, ya lo dice el Dr. Rodrigo Iván Cortes, “existe una gravísima irresponsabilidad, poca consciencia social en nuestra clase política y ciudadana para la acción cívica, no sólo son los gobernantes, sino también nosotros mismos”.

Causa más dolor el hecho de que la sociedad sea indiferente ante estas realidades cuando la responsabilidad que tenemos como ciudadanos es participar en la vida cívica y política, a dónde podemos llegar con la indiferencia, a ningún lado y de nada contribuye a vivir en una sociedad democrática si en la cabeza no se poseen elementos para decidir para quién y por qué iniciativas votar. Por esta razón es primordial la formación y la búsqueda continua del tema (tan escabroso hoy) como lo es la familia.

Es necesario saber que esta acción, “formarse”, no resulta del todo fácil cuando quieres empezar desde cero, por esta razón es imprescindible acudir a fuentes de trayectoria, o por decirlo de otro modo, personas especializadas en el tema, como decíamos anteriormente, “los medios o muchos de ellos no juegan a favor de nosotros” Es irresponsable por parte de nosotros formarnos de lo que vemos solamente en redes sociales, he dicho solamente, también se debe acudir a otros recursos. (Congresos, líderes sociales, pódiums, conferencias, investigaciones de carácter cualitativo y cuantitativo).

En muchos de los casos nuestra postura ante el tema de familia es debatido no por razones objetivas o comprobables, sino por el deseo, un sentimiento. Si nosotros ponemos el deseo como fuente de derecho a qué nos lleva, no nos lleva a nada objetivo. La decisión no proviene de algo fugaz, proviene de la reflexión y la introspección, de la investigación de información racional, de esa apertura que tenemos hacia la cultura para profundizar.

Este artículo está dirigido principalmente a ti joven mexicano, resguardado en tus redes sociales, viendo lo que pasa a tu alrededor y sabiendo que tú “supuestamente” no puedes hacer nada, a ti joven mexicano que no puedes parar de replicar lo escuchado en algún lado pero que no puedes generar ideas propias, producto de la frivolidad.

En palabras de Miguel Ángel Martí: “Sin cultura nuestro mundo interior sería un espacio desértico. La cultura es el arma para poder interpretar en clave de verdad nuestra realidad exterior, el mundo que nos rodea”.

Entonces ¿por qué el hombre no puede tener interioridad y en consecuencia no puede tener acceso a la cultura? Nos lo preguntamos y nos lo respondemos todos los días. Enrique Rojas nos contesta: porque la televisión, revistas sobre farándula y la publicidad, detienen la capacidad de éste para pensar, y esto hace efectivamente que el hombre termine siendo frívolo. En el hombre esencialmente frívolo no hay debate ideológico ni inquietudes culturales.

“Un mundo en el que el primer lugar en la tabla de valores vigente lo ocupa el entretenimiento, donde divertirse, escapar del aburrimiento, es la pasión universal”, Vargas Llosa, 2009.

Sólo en la capacidad de apertura podremos comprender y tener suficientes elementos y resortes internos que nos ayuden a decidir con objetividad y consciencia nuestro papel en la sociedad (actual y futura), a asumir un papel de responsabilidad ciudadana y no un papel frívolo ante las necesidades que atañen a nuestro entorno.

Se exhorta entonces a la formación para dejar a un lado la “timidez” mejor dicho la cobardía de seguir en un papel pasivo, de indiferencia. Y apostar por el futuro de México, por las actuales y futuras familias Mexicanas.

“Esta clase de novedad estrecha la mente no sólo mediante el olvido del pasado, sino también mediante el olvido del futuro”. G.K Chesterton

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar