Últimas noticias:

El embrión humano ante la ley

La vida es un derecho fundamental, el cual se encuentra reconocido en todas las legislaciones del mundo y en muchos tratados internacionales. Sin la vida no es posible hablar del resto de los derechos humanos que nos corresponden como personas.


Por la defensa de la vida


Sin embargo, la discusión no está fundada en su importancia; se debate más bien sobre la extensión del derecho a la vida y los límites de su goce, cuando se contrapone directa o indirectamente con la vida de otras personas.

Entonces, la pregunta fundamental sería: ¿Las leyes protegen el derecho a la vida del embrión humano?

Desde el punto de vista jurídico, la protección del embrión humano se ha de analizar desde la protección de la vida humana y el reconocimiento que la ley le otorga. El Derecho Romano ya tomaba en cuenta, de cierta forma, al concebido denominándolo nasciturus (el que está por nacer), figura jurídica que aún permanece.

La Embriología define al embrión como: El ser humano en desarrollo en sus etapas iniciales. El periodo embrionario se prolonga hasta el final de la 8ª semana, momento en el cual están presentes los inicios de todas las estructuras principales (Moore, Embriología clínica). En el ámbito nacional, la Ley General de Salud define al embrión como “el producto de la concepción a partir de ésta, y hasta el término de la duodécima semana gestacional”. De igual manera en el Reglamento de la dicha ley en Materia de Investigación (RLGSIS) se regula, de cierta forma, las investigaciones con embriones humanos (art. 55).

A nivel internacional existen diversos tratados que consagran el derecho a la vida: La Declaración Universal de Derechos Humanos (arts. 3° y 6°), la Declaración Internacional con respecto al Concebido no Nacido, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (arts. 9° y 61), Acta Helsinki (art. 5°ap. B) y la Carta Americana de Derechos Humanos, por mencionar algunos.

Esta última es de gran importancia, ya que México firmó y ratificó esta Carta, la cual establece que para los efectos de esta Convención, persona es todo ser humano (art. 1º); por lo tanto, toda persona tiene derecho al reconocimiento de su personalidad jurídica (art. 3º) y el artículo 4º establece que toda persona tiene derecho a que se respete su vida, este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción; por lo tanto, nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.

El Código Civil Federal establece “el concebido no nacido entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para ciertos efectos como las herencias o sucesiones” (Art. 22). El Código Penal Federal declara “el aborto es la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez” y “declara que no es punible en caso de imprudencia de la mujer embarazada o violación”. (Arts. 329 y 333)

La tipificación del aborto como delito, de cierta manera protege al embrión. Sin embargo en la discusión para la despenalización del aborto en el DF (2007), se analizaron, con razonamientos opuestos, los siguientes artículos Constitucionales:

El art. 1º establece el principio de igualdad de todos los individuos y prohíbe todo tipo de discriminación.

a) Por una parte se decía que el embarazo forzado implica una forma de esclavitud, y el hecho de castigar el aborto restringe la autonomía y libertad de la mujer.

b) Sin embargo, debemos recordar que la constitución no distingue entre enfermos incurables y personas sanas, entre nacidos y no nacidos; por lo tanto, defiende la vida de todos, y es importante recordar que existen situaciones que verdaderamente esclavizan a una persona.

El art. 4º establece la igualdad entre varón y mujer, el derecho de toda persona a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y espaciamiento de sus hijos, y el derecho a la salud.

a) Derecho de procreación como derecho de libertad, la maternidad constituye un ejercicio de libertad.

b) No puede tratarse desigualmente a las personas ni discriminarlas en detrimento a su dignidad. Igual derecho a la vida. La decisión de la cantidad de hijos y su espaciamiento es antes de concebirlos. La salud presupone la vida.

El Art. 123 Establece que las mujeres durante el embarazo no realizarán trabajos que signifiquen un peligro para salud en relación con la gestación…

a) Este derecho está destinado a prometer derechos de la mujer ya nacida, no del embrión por nacer como persona potencial.

b) Debe reconocerse el derecho a la salud, la vida de las mujeres embarazadas y del producto de la concepción, puesto que sin la existencia del nasciturus esta disposición no tendría fundamento.

La conclusión fue la modificación del artículo 144 del Código Penal para el DF, que expresa: “el aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación”. Por lo tanto, podemos decir que, en el caso del DF, el embrión humano se encuentra desprotegido por la ley. En efecto, la decisión de la mujer para continuar con su embarazo es su única protección durante este periodo embrionario (hasta la 12ª semana).

En el caso de Coahuila se pretende hacer lo mismo.

Sin embargo, cabe preguntarnos si verdaderamente el aborto es la solución. Un aborto, por más legal que sea, siempre perjudicará muchas vidas, tanto de las madres como de los seres humanos en el seno materno. Deben crearse políticas públicas que atiendan verdaderamente estos casos y se les dé un seguimiento adecuado para salir adelante. La vida sólo es una ¿tenemos la facultad para quitarle la única oportunidad de vivir a un ser humano pequeño e indefenso?

Si bien el aborto es un tema controversial, existen diversas situaciones en las que el embrión humano se ve involucrado, como la reproducción asistida, la manipulación genética, la criopreservación de embriones, la clonación, la maternidad subrogada, etc. y que aún no están legisladas en México.

Finalmente, es necesario recordar que “La clase de actos que puedan ejercerse sobre el embrión humano, dependerá del status jurídico que se le reconozca”.

@dilobienoficial

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar