Últimas noticias:

Deforman derechos humanos por razones ideológicas y políticas

Se inventan derechos de los animales: las tortugas, los delfines, las ballenas, sin que tengan ninguna posibilidad de conciencia jurídica de la cual se puedan derivar las obligaciones concomitantes.


Una visión sobre los derechos humanos


Los animales tienen más “derechos” y merecen más atención de gobiernos, asociaciones civiles y Medios de comunicación, que los cientos de miles de niños detenidos y hacinados, por el delito imperdonable de haber traspasado la línea fronteriza para hallar a sus padres, huir de la violencia o buscar condiciones más humanas para su desarrollo.

Desde luego, no se puede negar que los niños migrantes han merecido alguna atención por parte del presidente Obama, así como de algunos miembros del Congreso estadounidense: Porque cada vez pesa un poco más el “voto hispano”, que de manera intermitente hace surgir las razones humanitarias y la búsqueda de la justicia; porque los políticos quisieran contar con ellos, sus parientes y asociaciones, para que muevan la balanza a favor de uno u otro partido, o del candidato fulano o mengano, en las elecciones…

Ciertamente, los derechos humanos deben ser respetados por todos los Estados sin excepción.

Cuando no se reconocen los derechos humanos con todas sus consecuencias, resultan incongruencias tan absurdas, como la de considerar sujetos de derecho únicamente a los nacionales pertenecientes a un Estado determinado. Por eso, los migrantes, peor aún si son niños, no parecen tener derechos naturales, reconocibles y honorables.

Mientras, se inventan derechos artificiosos como el de la “guerra preventiva” o “agresión positiva” de George W. Bush, que justificó la invasión de Irak, cuyo saldo está lejos de ser pagado después de haber afectado a millones de seres humanos enfermos, heridos, desplazados o muertos, abandonados todos en medio del caos.

¿De que “derechos humanos” hablamos?

¿Dónde está la autoridad, el Estado, responsable de coordinar los esfuerzos de todos para la conservación del bien común?

La tragedia migratoria es un problema político de enorme envergadura para México, Estados Unidos y Centroamérica.

Los derechos humanos se reducen a una entelequia, ficción o quimera inalcanzable, cuando el único derecho existente y reconocido es el sancionado por los cuerpos legislativos de aquí y de allá, que como es evidente cambian de acuerdo con los intereses políticos y económicos del momento, en un sentido u otro, contradiciéndose frecuentemente.

Los derechos humanos auténticos son inalienables, imprescriptibles y tan inmutables como la esencia de la naturaleza humana. Son anteriores a cualquier formulación positiva porque corresponden a la dignidad de los seres humanos, hombres y mujeres, como personas inteligentes y libres y, por ende, responsables, seres históricos y culturales, cada individuo único e irrepetible, poseedor de dimensiones trascendentes de naturaleza espiritual… capaces de amar.

¿Qué debemos hacer?

Los mexicanos no debemos permanecer pasivos e indiferentes ante la violación y corrupción continuas de las prerrogativas fundamentales de las personas, conocidos como derechos humanos.

La tragedia de los niños migrantes y la reacción insuficiente de los gobiernos y la sociedad ante ella debe ser una señal de alarma acerca de las graves inconsecuencias del orden social y jurídico que prevalece. Debemos cambiarlos, honrando nuestra tradición cultural, occidental y judeo-cristiana.

 

Normal 0 21 false false false ES-TRAD JA X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:Cambria; mso-ascii-font-family:Cambria; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Cambria; mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

www.tramapolitica.mx

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar