Últimas noticias:

Cambios en el “nuevo PRI”

La elección de Manlio Fabio Beltrones como nuevo dirigente del PRI va a respetar todos los pasos reglamentarios para estar dentro de la ley, y trasmitir la apariencia de una operación con mayor consenso, como si se hubiera realizado una sucesión democrática con una consulta amplia.


Análisis Político


La realidad es que el “nuevo PRI” sigue echando mano de sus formas tradicionales de actuación, donde la cúpula del partido toma las decisiones importantes y, a posteriori, convoca a la membresía para que se adhiera. Los críticos del partido han identificado este fenómeno, desde los tempranos tiempos posteriores a la Revolución Mexicana, como “la cargada”.

Entre mexiquenses y sonorenses

Habrá cambios en el liderazgo formal del PRI. El sucesor del mexiquense César Camacho Quiroz, será Manlio Fabio Beltrones, lo cual implica todo un mensaje acerca del partido de la “familia revolucionaria”, en esta “nueva época” de su vuelta a la Presidencia de la República, después del paréntesis de la primera y única alternancia en el Poder Ejecutivo, desde la fundación de ese Instituto en 1929.

Hubo una finta desde Los Pinos que apuntaba en otra dirección, pero…

A nivel de rumor, en los Medios, hubo alguna información inducida, especulando acerca de la posibilidad de que Aurelio Nuño, Jefe de la Oficina de la Presidencia, pudiera asumir el liderazgo del PRI. En ese caso, obviamente, la percepción habría sido que se trataba de una designación presidencial. Posiblemente, haya servido ese buscapié para hacer ver, durante las negociaciones internas en la cúpula del PRI, que el Presidente Peña no estaba obligado por las circunstancias a tomar en cuenta el indiscutible poder e influencia del senador Beltrones, para ungirlo como presidente del partido, sino que tenía otras opciones.

¿Qué debemos hacer?

Con razón, la sociedad que tiene acceso a los variados Medios de Comunicación de la modernidad está fastidiada, decepcionada y en algunos casos harta de la política, porque esta actividad, de tanta trascendencia porque debiera estar orientada, con fin propio, a la consecución del bien común, ha sido pervertida, de tal manera que los actores en la función pública no parecen ser capaces de ver más allá de sus intereses particulares y de grupo. La política se ha corrompido y por ello, la corrupción pareciera enseñorearse de toda actividad humana, sin excepción.

Los pobres y marginados no necesitan asomarse a los medios para tener conciencia de la situación, padecen las consecuencias de la corrupción por todas partes y a todas horas.

La única solución es participar de forma más intensa, organizada y eficaz para obligar a los políticos, de manera pacífica pero enérgica, a cumplir con sus obligaciones en el marco de la ley.

No podemos claudicar porque en ello se juega el futuro de nuestra patria, nuestro destino.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar