Últimas noticias:

El Colegio de México

En el año de 1940, octubre para precisar más, se fundó una de las instituciones académicas más prestigiadas de nuestro país: El Colegio de México (Colmex). Quiero dedicar esta aportación a destacar el origen y trayectoria de esta institución que ha llevado a cabo con inteligencia y espíritu crítico su labor de estudio, investigación y enseñanza del más alto nivel, en los campos del conocimiento relativos a humanidades, ciencias sociales, políticas, lingüística, literatura y las artes.


México; El Colegio de México


Sucedió que hace 77 años, como consecuencia de la guerra civil española, que aconteció de 1936 a 1939, Daniel Cosío Villegas, a la sazón diplomático de México en Portugal, propone al presidente Lázaro Cárdenas un proyecto temporal, que consistía en invitar a un grupo de intelectuales españoles para que vinieran a dar conferencias a las universidades públicas mexicanas, mientras concluía la guerra civil en España.

A Cosío Villegas le animaba el deseo de rescatar a los intelectuales españoles perseguidos por la guerra. El presidente Cárdenas acepta; y entre los que llegaron a México, destacan el poeta León Felipe, el sociólogo José Medina Echavarría, el historiador Ramón Iglesia, los musicólogos Adolfo Salazar y Jesús Bal y Gay, los filósofos Joaquín Xirau, Eugenio Ímaz, María Zambrano y José Gaos.

Al llegar a México en 1938, a los españoles se les asignó un lugar que se llamó “La casa de España”, que físicamente consistía en dos cuartos que el Fondo de Cultura Económica les prestó en el centro de la Ciudad de México. Al frente de la casa quedó el brillante intelectual mexicano Don Alfonso Reyes.

Pero mientras, la guerra en España la peleaban el bando republicano y el nacionalista, y los intelectuales españoles eran proclives al bando republicano, el presidente Cárdenas suponía que el triunfo sería republicano, algo que no sucedió, por lo que aquellos invitados no pudieron regresar a España, pues su regreso fue vetado por el gobierno que instauran los vencedores al mando de Francisco Franco, para quien dichos intelectuales eran personas “non gratas” al haber apoyado a sus enemigos durante la guerra.

Sucede entonces que no sólo no regresan los temporales, sino que llegaron por decenas más intelectuales de España, sabiendo que en México les estaban dando cobijo a esos primeros y a los españoles exiliados por la guerra.

En esas circunstancias, la Casa de España ya no podía permanecer como tal, ni mantener su carácter temporal, y el 8 de octubre de 1940 se transforma en El Colegio de México y se vuelve una institución permanente, que integró a profesores e investigadores mexicanos, españoles y de otras nacionalidades.

Por tanto, la casa de España es la antecesora de El Colegio de México y Don Alfonso Reyes y Don Daniel Cosío sus fundadores, junto con el gobierno federal, el Banco de México y el Fondo de Cultura Económica, y pasa a formar parte de la educación pública en México.

Se establece como finalidad del colegio: “Organizar y realizar investigaciones en algunos campos de las ciencias sociales y humanidades; impartir educación superior para formar profesionales, investigadores y profesores universitarios; editar libros y revistas sobre materias relacionadas con sus actividades, y colaborar con otras instituciones nacionales y extranjeras para la realización de objetivos comunes”.

Para cumplir con esos objetivos, El Colegio de México lleva a cabo investigaciones en las áreas de la especialidad de los Centros de Estudios que lo integran: Históricos, Lingüísticos y Literarios, Internacionales, de Asia y África, Económicos, Demográficos Urbanos y Ambientales, y Sociológicos.

A diferencia de otras instituciones educativas, el Colegio optó por una matrícula limitada numéricamente, pero no cualitativamente. Los profesores e intelectuales reunidos en torno a Don Daniel Cosío Villegas y Don Alfonso Reyes conformaron una pauta de trabajo intelectual que persiste hasta nuestros días y que ha dado al país importantes contribuciones que enriquecen instituciones, acervos documentales, y que ha formado a generaciones completas de intelectuales y funcionarios, y que cuenta con incontables obras publicadas.

Actualmente el Colmex cuenta con tres centenares de alumnos de tiempo completo, la mayoría becarios en programas de posgrado, y otros tantos profesores-investigadores e investigadores de proyecto.

El Colegio de México es un ejemplo de compromiso académico con la creación y transmisión del saber en las áreas en  que se desarrolla, es depositario del conocimiento acerca de nosotros mismos, una autoridad moral y académica para formar y cimentar la crítica informada e inteligente para el presente y futuro de México.

En estos tiempos difíciles para el país, lo mejor que podemos desear a esta noble institución es una larga vida y que siga siendo referente intelectual para México.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo