Últimas noticias:

El educador hoy

El tema de la educación (formal) es permanente en todas las sociedades. Se habla mucho de educación para la libertad, de educación y cambio, educación para el desarrollo, diálogo y educación, planificación educativa, escolarización, etc. Si nos preguntaran qué significa la educación ¿Qué responderíamos? Yo respondería que es la forma de ayudar al ser humano a que adquiera su perfección, enseñándolo a promover los valores esenciales de su persona, a que sepa vivir, a que le dé sentido a su existencia, a que sepa decidir por sí mismo y actuar, a proporcionarle los elementos para que pueda juzgar, a que alcance la plenitud de su persona, de su madurez, a que adquiera el dominio de su propia libertad.


Educación


Sin embargo, en todo proceso educativo se necesita la presencia de ese ser humano: EL EDUCADOR (sexo indistinto). Por eso, en esta sencilla reflexión me pregunto: ¿Qué es un educador? ¿Cómo se ha considerado a través de las distintas épocas?, así como mi aportación personal de ¿qué es un educador hoy en día?

Para los griegos “el educador era la persona que contribuía a los ideales éticos dirigidos a elevar el espíritu humano y las formas de vida”. De las enseñanzas de Sócrates que encontramos en “Los diálogos de Platón” entendemos que el educador era aquel que enseña a sus discípulos a descubrir por sí mismos la verdad. En la Edad Media, educador era la persona que enseñaba a los hombres a depender de su razón, lo mismo que de su fe, para descubrir la verdad.

El Cristianismo desde un principio consideró al educador como “la persona que ama, y como el medio de llevar a las almas a su perfección”. San Juan Bautista de la Salle, proclamado por la Iglesia Católica como el patrono universal de los maestros, nos dice que el educador es: “El que conoce personalmente a los educandos que le son confiados, respeta el ritmo de maduración de cada alumno, dosifica y avanza progresivamente en el proceso enseñanza-aprendizaje, y procura una formación integral”.

La pedagogía contemporánea nos dice que: el educador, sabiduría y autoridad deja de ser el centro de la escuela, para que lo sea el alumno. En mi opinión ¿Qué es un educador?, en el “mito de la caverna”, el filósofo Platón se imagina al hombre de espaldas a la luz, viendo pasar ante sí sombras que se ven reflejadas en el fondo de la caverna y que confunde con la realidad. Pero una vez que cambia de posición y ve la realidad, va hacia la luz, para luego regresar a ayudar a los otros en el mismo proceso. Por lo tanto, educador es el que conduce de la oscuridad a la claridad; el que ayuda a pasar de la sombra irreal a la realidad luminosa.

Ahora bien, el educador contemporáneo tiene que reafirmar su fe en el papel importante que ha de asumir en la aparición de ese nuevo hombre del siglo XXI. Mas no es fácil afirmarse hoy en día en el universo de los valores del espíritu, cuando se vive sumergido en un mundo que preconiza prioridades de eficacia, poder, comodidad y el disfrute desenfrenado de bienes materiales. Por eso, es necesario un salto cualitativo de orden espiritual para adentrarse en los caminos de la educación; de lo contrario, se vivirá la experiencia educativa con los criterios de la sociedad de consumo: un simple producto más objeto de compra-venta, y reducir a esto el misterio de la educación.

Es miopía moral y traición a sí mismo y al hombre. Sabemos que hoy el educando es el centro de las instituciones educativas, pero no podemos ignorar que el educador sigue ocupando un lugar importante en la educación, y se precisa hacer un esfuerzo honesto para sacudir la inercia y dinamizar su propia imagen en el mundo actual, así como comprender el valor del testimonio personal de vida en la formación integral de sus alumnos.

El educador es la persona de la continuidad y de la esperanza, ya que en él se realiza una vocación de paternidad espiritual. Si el educador no tiene ambiciones de eternidad, si no se mueve en la esfera de los valores supremos, si no tiene esa capacidad de amar,  no ha nacido para educar. Pero si cree en los hombres, en cada hombre en concreto, si cree en el misterio de la libertad y de la conciencia y se acerca a ella con respeto y emoción para depositar su palabra significativa y su ejemplo reconfortante, entonces que lleve a cabo su labor puesto que nació para educar.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo