Últimas noticias:

¿Una nueva guerra mundial?

Desde opiniones muy autorizadas, como las del Papa Francisco hasta otras menos creíbles como las emanadas de teorías de la conspiración o de fuentes tan poco comprobables como WikiLeaks, empieza a robustecerse la percepción de que viene la Tercera Guerra Mundial, o que ya ha empezado, en abonos. Las acciones del Sr. Trump en la Semana Santa, refuerzan esta percepción.


México; Tercera Guerra Mundial


Primero viene el inexplicable, por lo poco útil, uso de gases de guerra contra civiles en una pequeña localidad de Irán. De inmediato, se intenta lograr una condenación de la ONU contra el gobierno iraní, la cual no prospera y el presidente Trump ordena un ataque con proyectiles Tomahawk contra instalaciones militares del gobierno de ese país. Por supuesto, sin pedir opinión al Sr. Putin, presidente de Rusia y aliado del gobierno iraní.

A continuación, en la misma semana, Trump ordena el uso del arma no nuclear más destructiva del arsenal estadounidense, la llamada “madre de todas las bombas”, con una potencia de diez kilotones, en Afganistán.

Obviamente, los expositores de las teorías de las conspiraciones ven detrás de esto la mano de Israel, quien trata de distanciar a Trump de Putin y debilitar a su acérrimo enemigo, Irán, con quien ha estado en estado de guerra desde 1948. Otros ven aquí la mano del complejo industrial-militar mundial que se beneficia de cualquier movimiento armado y, de acuerdo con los teóricos de las conspiraciones, generan las tensiones con el sano propósito de vender lo más posible armas.

Lo que es un hecho es que el Sr. Putin ha dicho que sus relaciones con Estados Unidos nunca han estado en un nivel tan bajo. Y también que el Sr. Trump está tratando de obtener más apoyo en su propio partido, cortejando a la fracción belicista del partido republicano, que acaba de oponerse a su reforma de salud.

Especulaciones aparte, lo que estamos presenciando es, sin duda, una historia que se repite. Pocos años antes de la Segunda Guerra Mundial, ocurre la guerra civil española. Muchos dicen que ése es el verdadero inicio de la Segunda Guerra Mundial. El Reino Unido, Francia y Rusia, apoyan al bando republicano mientras que Hitler y Mussolini apoyan al bando nacional. Ambos grupos extranjeros apoyaron con armas y en ocasiones con personal militar a los dos grupos. La guerra civil española les sirvió para experimentar nuevos tipos de armas, tanques, aviones y nuevas tácticas militares, como por ejemplo el bombardeo masivo en Gernika que sirvió para probar el concepto que después uso el ejército alemán en la ciudad de Coventry; y Estados Unidos, con el Reino Unido, en la ciudad alemana de Dresden, el bombardeo más destructivo de la Segunda Guerra Mundial, incluyendo el de Hiroshima.

¿Estamos presenciando un nuevo ensayo general, con vestuario, de la Tercera Guerra Mundial? Pudiera ser. Es un hecho que ambos bandos están siendo apoyados por las potencias mundiales quienes en ocasiones colaboran y en ocasiones se oponen. No falta el que recuerda que en la Biblia se menciona una gran batalla al final de los tiempos en un lugar llamado Armagedón, que coincide con las zonas de influencia de Siria e Israel.

No hay que echar en saco roto las advertencias del Papa Francisco. Seguramente él está viendo más allá de lo que lo hace la mayoría de los dirigentes de las naciones. Si nos está pidiendo oraciones, no hay que regatearle este apoyo. Han pasado ya tres generaciones desde la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de la humanidad ya no recordamos los gravísimos males, la enorme pérdida de vidas humanas y el grave desorden que trajo una larga posguerra, incluyendo la pérdida de la libertad de una parte de los países europeos.

La paz no se va a dar sola. Hay que construirla. Con oraciones, por supuesto. Pero también con acciones concretas, en las grandes decisiones de geopolítica como en las pequeñas decisiones en la familia, en nuestras relaciones personales, en nuestro trabajo y en nuestras acciones ciudadanas.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar