Últimas noticias:

Cinco décadas del IPADE

Siempre una celebración favorece reflexionar sobre los esfuerzos realizados para llegar a ese momento, las personas que lo han hecho posible, las metas alcanzadas, y también vislumbrar lo que sigue.


México; IPADE cinco décadas


El Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), el 30 de marzo de 2017 cumplió cincuenta años de andadura. Tuve la oportunidad de acudir a uno de los eventos y, precisamente porque no he sido alumna de alguno de los cursos, puedo resultar una observadora sin acotamientos. Esto no resta cariño ni cercanía con la institución, porque entrañablemente admiro su origen.

En 1967 inician su primer curso. En la década de los sesenta imperaba la teología de la liberación, corriente de pensamiento tremendamente discriminante para con personas de la “clase social alta”. Entonces la realidad de la discriminación no acarreaba los serios problemas que ahora tenemos, tal vez porque quienes la sufrían no eran tan susceptibles.

Una consecuencia de la polarización a la que da origen la teología de la liberación llevó al abandono de las aulas ocupadas por personas con recursos, para trasladarse a sitios marginados. No está mal la atención a estos últimos, siempre que no se descuide a los primeros. Tal vez por eso, un grupo de empresarios vislumbran que para encarar del mejor modo sus responsabilidades, necesitaban de una capacitación adecuada, que no existía en nuestro país.

Por ese tiempo, San Josemaría Escrivá de Balaguer, hombre de Dios, fundador del Opus Dei, sensible para detectar necesidades, visionario en sus propuestas, impulsor de variadísimas iniciativas, comunica a Monseñor Pedro Casciaro, su Vicario Regional en México, la conveniencia de iniciar una universidad.

Surgen dos proyectos aparentemente disyuntivos. La decisión salomónica es visitar en Roma a San Josemaría. Allá van Pedro Casciaro, amigo de los empresarios, y de ellos cito a Carlos Llano Cifuentes –primer Director del IPADE y luego primer Rector de la Universidad Panamericana–, Gastón Azcárraga Tamayo, Carlos Rosell Álvarez, Manuel Senderos Irigoyen…

El resultado del encuentro es que al Fundador de la Obra le agrada la metodología del caso y los vínculos que han previsto con Harvard Business School. Pero les aconseja acercarse también al IESE, Escuela de Negocios en Barcelona, porque coincide con la aplicación del método del caso y puede añadir un tinte humanista.

Sin sede propia, el IPADE inicia el primer curso para empresarios mexicanos en la Casa de Piedra, en Cuernavaca. Más adelante, con el visto bueno de Pedro Casciaro, se establecen en la que fuera Hacienda de Clavería.

Así se da el fenómeno de una Escuela de Negocios que tendrá su universidad un poco más adelante del año siguiente, la Panamericana. Las palabras de San Josemaría: “Dios escribe derecho con renglones torcidos" se ajustan perfectamente a estos sucesos.

Esta génesis queda para la posteridad, gráficamente representada en la pintura que encargaron a Natalia Orozco. Las palabras “soñad y os quedaréis cortos", en la parte superior izquierda, muchas veces las escuchó Don Pedro en su juventud en labios de San Josemaría, y así titula su libro de recuerdos de los primeros años de su vocación al lado del Fundador. En el año de 1970 tuvo la inmensa alegría de recibir la visita de San Josemaría en el IPADE. Cuando dejó de ser Vicario de la Región de México, durante muchos años fue capellán, atendía a profesores y alumnos. Se le encontraba muchas veces recorriendo las instalaciones y dando ideas para mejorarlas.

En la pintura de referencia, debajo de la frase, están tres rostros, tres capitanes dos más altos: San Josemaría y don Pedro. Ligeramente más abajo, Carlos Llano empuñando un timón. A la derecha, varios surcos –símbolos de los valores– suben hacia un globo terráqueo que luce el Continente Americano.

Carlos Llano Cifuentes, filósofo por la UNAM y empresario, además de llevar la dirección, dedicó buena parte de su tiempo a impartir clases, exponía los temas con una profundidad accesible y divertida. Aporta la fundamentación antropológica del quehacer de la persona en la actividad empresarial, con énfasis en la dignidad, la libertad y la vocación.

La misión lo dice todo: formar líderes con visión global, responsabilidad social y sentido cristiano, capaces de transformar las organizaciones y la sociedad.

No es una escuela de cristianos para cristianos, es una institución abierta a personas de todos los credos, pero capaces de entender que la Iglesia es maestra en humanismo, como señaló Juan Pablo II, y poder gozar de este beneficio.

Algunos de los valores más importantes son:

* La persona como centro y fin de toda la vida económica y social.

* La unidad entre los miembros de la comunidad IPADE.

* El trabajo como un medio para ser mejores personas.

* El trabajo bien hecho por el cuidado de los pequeños detalles.

* El trato personal con los participantes.

* La colegialidad en las decisiones.

Una de las metas es profesionalizar el quehacer directivo con mentalidad global, visión ética, libertad personal y responsabilidad social.

El IPADE, además de inculcar la responsabilidad social de los participantes, desde hace diez años recauda fondos para apoyar la Fundación El Peñón, en el Estado de Morelos. Recientemente incorporó al Colegio Montefalco. Ambas instituciones educativas están enclavadas en un entorno rural.

El IPADE cuenta con tres sedes: en Ciudad de México, en Monterrey y en Guadalajara. Pero también imparte sus cursos en otros estados como Sonora, Culiacán y Veracruz. Fuera de México, en Costa Rica y Panamá.

Después de Carlos Llano, la dirección la han asumido Carlos Acedo, Carlos Rosell, Sergio Raymond y Alfonso Bolo. Actualmente el director es Rafael Gómez Nava.

Les deseamos muchos años más realizando tan encomiable labor.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar