Últimas noticias:

II Congreso Eucarístico Arquidiocesano

Del 7 al 12 de junio de este año 2016, en la Plaza Mariana, se ha celebrado el segundo Congreso Eucarístico Arquidiocesano.


México; Congreso Eucarístico


Prácticamente este evento consta de un Simposio del 7 al 9 de junio, un Congreso el día 10, y una fiesta para concluir esos días de revaloración del misterio de la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, y aplicar a nuestra vida y a la de los demás esa riqueza imponderable.

Es innegable el trabajo de preparación pues bajo todos los aspectos se cuidaron los detalles: para la mejor acogida de los asistentes, los contenidos de las exposiciones y los recursos didácticos. Obviamente, las celebraciones litúrgicas y la procesión el jueves, día dedicado a la Sagrada Eucaristía.

Los asistentes ocuparon todo el espacio destinado a las exposiciones, además, se contó con varios sitios en la “web” para la transmisión simultánea o para consulta en otros momentos. La explicación para beneficiarse con este apoyo fue oportuna y adecuada a todos los niveles del público.

En veinte páginas de un cuadernillo que entregaron se ubicaban los asistentes. Unas palabras de bienvenida y el programa de esos días. El tema del II Congreso Eucarístico Arquidiocesano (CEA 2016): “Eucaristía, ofrenda de amor: alegría y vida de la familia y del mundo”, cuyo lema bíblico es “Jesús, luz de las naciones” (Luc 2, 32) y el lema general “Jesús, que todos te conozcan y te amen, es la única recompensa que deseo”. Queda patente el carácter evangelizador del suceso.

Luego, una clasificación de los diversos tipos de Congresos Eucarísticos en Internacionales, Nacionales y Arquidiocesanos, y así ubicar el que se estaba celebrando. Todo ello para valorar el suceso, dentro del Año de la Misericordia y en la Arquidiócesis más poblada del mundo.

Un guión temático explicaba el título del Congreso. Los patronos para alcanzar los frutos deseados eran la Santísima Virgen –mujer eucarística–, San Pascual Bailón como promotor de la oración para alcanzar la intimidad contemplativa, San Juan Pablo II quien difundió la centralidad de Jesús Eucaristía y la beata mexicana María Inés Teresa Arias por su carisma misionero.

La explicación del Logo: sobre una patena dorada, una hostia blanca con las letras JHS –monograma de Jesús-  y en el fondo siluetas de edificios emblemáticos como la Catedral y la Basílica de Guadalupe. Para terminar, el himno del CEA2016, que se entonó varias veces a lo largo de esos días, e indicaciones para conocer los servicios disponibles. Unas hojas para tomar notas.

Lo más valioso fue la instalación de una capilla con una hermosísima custodia dorada, con grandes rayos y un ostensorio de 20 centímetros de diámetro rodeado de piedras rojas, que nos llevaban a tener presencia del infinito amor de Dios por los seres humanos. En la base, una talla en plata de Santa María de Guadalupe.

En distintos momentos de cada día se dieron explicaciones que ayudaron a mejorar la asimilación de los temas tratados, así como variados momentos de animación para conseguir  relajamiento y estar mejor dispuestos para asimilar los variados temas.

La elección de los contenidos cubrió los distintos aspectos de los objetivos perseguidos en el Congreso: todos movían a llevar el mensaje a mucha gente. Unos eran más prácticos pero todos impulsaban al amor a Jesús Eucaristía y a profundizar en la Santa Misa.

La estructura teológica se dio en “La dimensión misionera de la Eucaristía”, a cargo del Pbro. Dr. Rogelio Alcántara. La última exposición a cargo de Mons. Eduardo Chávez sobre “Santa María de Guadalupe, mujer eucarística” nos recordó que la misión de nuestra Madre es ponernos ante Jesús, y que toda esa zona es tierra santa.

Sobre la Santa Misa hubo varios enfoques, una de ellas fue la del Pbro. José Alberto Medel “Eucaristía fuente misionera” y, otra la de Tais Gea Ginovart “Vivir la Eucaristía”.

Puso de pie al público para aplaudir la ponencia “Razón humana y fe en la Eucaristía”, donde el Dr. Ricardo Castañón habló sobre sus investigaciones científicas en algunos milagros eucarísticos.

Nos queda una hermosísima tarea que consiste en agradecer con obras la presencia de Jesús en cada sagrario, dándole a conocer y acompañándolo con más frecuencia en los sagrarios donde nos espera. Y sacar fuerzas de la asistencia a la Santa Misa, especialmente los domingos y días de fiesta. Además, sentir la necesidad de que nuestra Arquidiócesis no se caracterice solamente por ser la de mayor densidad de población sino por la mejora en la calidad de vida, gracias al vigor que recibimos de la Eucaristía.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar