Últimas noticias:

Mexicanización

El título del artículo de inmediato nos recuerda un suceso que ocupó la atención del mundo y causó escozor en un sector considerable del público mexicano. Sin embargo, con más serenidad conviene volver sobre los hechos y, sobre todo, valorar nuestro modo de reaccionar y la prudencia al emitir juicios.


Relación México Santa Sede


Antes de iniciar los ejercicios espirituales la última semana de febrero, el Papa Francisco tuvo la visita de varios Obispos mexicanos. También se da tiempo para responder a su amigo Gustavo Vera, diputado por Buenos Aires y líder de la organización no gubernamental “La Alameda”.

El texto en un correo electrónico privado dice: “Querido hermano: Gracias por tu correo. Veo tu trabajo incansable a todo vapor. Pido mucho para que Dios te proteja a vos y a los alamedenses. Y ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización. Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror. Mañana me voy, por una semana, a hacer Ejercicios Espirituales con la Curia Romana. Una semana de oración y meditación me hará bien. Te deseo cosas buenas. Saludos a tu madre. Y, por favor, no te olvides de rezar por mí. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide. Fraternalmente, Francisco”. (Fuente: Aleteia, 25 de febrero de 2015).

Se trata de un escrito coloquial, en donde se muestra el eco de los datos de los Obispos mexicanos en el alma de Su Santidad, y su deseo de que esa problemática no se extienda.

¿Por qué no calificar ahora de mexicanización, pues en México se habló de colombianización cuando era álgida la infiltración del narcotráfico y la alianza con la guerrilla en Colombia?

¿Por qué una nota de amigo a amigo se hace pública? ¿Por qué no se respetan los modos de decir según los destinatarios y las circunstancias?

Es de terror… y sí los es. No necesitamos más que ponernos en los zapatos de los obispos para entender que a ellos llegan madres alarmadas porque a sus hijos en el campo les obligan a sembrar droga y o aceptan y quedan atrapados, o tienen que huir abandonando a su familia porque no quieren “colaborar”. Y, aún hay más.

El cardenal Suárez Inda dijo: “La corrupción es una tentación que le puede llegar a cualquier persona e incluso a los hombres de Dios, por eso debemos ser testigos verdaderos de honestidad y formar bien a los católicos para que sean honestos”. “Todo el mundo percibe que hay una doble vida en muchos católicos que van a misa, que reciben los sacramentos y luego abusan de sus puestos de poder para robar y a veces para matar. Eso es violar la ley de Dios, contradecir su condición de cristianos” (Fuente Oscar Elizalde Prada. Vatican Insider). ¿No es esto de terror?

El consuelo es que en esta tesitura, podemos estar seguros de lo que el Papa habrá rezado y reza por nuestro país.

El mismo 25 de febrero, la página electrónica de Comunicadores católicos publicó: Esta tarde en la Cancillería, el Secretario de Relaciones Exteriores, Dr. José Antonio Meade Kuribreña se reunió con el Nuncio Apostólico en México, Mons. Christophe Pierre y el Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Mons. Eugenio Lira Rugarcía. En el encuentro se congratularon por la satisfactoria y pronta solución al tema entre el Estado Mexicano y la Santa Sede. Además, se conversó acerca de la colaboración que, en pleno respeto a la laicidad del Estado, puede darse entre el Gobierno y la Iglesia en beneficio de la sociedad, como es el caso de la juventud, los migrantes y la paz social. Participaron también en el encuentro el Subsecretario de Relaciones Exteriores, Embajador Carlos De Icaza, el Subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Embajador Juan Manuel Gómez Robledo, y el Secretario Ejecutivo de Relaciones Institucionales de la CEM, P. Pablo Pedrazzi Cosio.

En la página de Aleteia del 26 de febrero se muestran las siguientes ideas: El Papa Francisco siempre dice a las familias: “No vayan a dormir sin hacer las paces”. Análogamente, cabe anotar que el desenlace del “malentendido” entre el Papa y México va en esta dirección.

En menos de 24 horas, aun cuando el Pontífice y la Curia romana se encuentran fuera del Vaticano en el marco de los ejercicios espirituales anuales de Cuaresma, la Santa Sede precisó este martes 25 de febrero en un comunicado que Francisco no tenía la intención de “herir los sentimientos del pueblo mexicano, que ama mucho, ni desconoce el compromiso del Gobierno para combatir el narcotráfico”.

El embajador de México ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer, compartió con Aleteia detalles sobre la gestión diplomática que exigió a ambos Estados en una solución para hacer frente común ante el enemigo real que es el narcotráfico. Al respecto, Alcocer estimó el empeño de la Santa Sede en recordar que el mal del narcotráfico “no es sólo un problema de México sino latinoamericano y global”.

¿Qué corresponde a cada uno de nosotros? En primer lugar no escudarnos en que no es sólo problema de México, eso es cierto, pero como estamos en México, nos toca fortalecernos para no pactar con el mal si fuera el caso, para ayudar a salir del mal a quienes están atrapados, para fortalecer a quienes dudan.

Muy importante es el reconocimiento de la urgente colaboración del Estado y la Iglesia. En este asunto la ciudadanía también tiene mucho que hacer, al menos recordando el punto y exigiendo llevarlo a cabo. Por ejemplo: ya no permitir la impunidad ante el asesinato de sacerdotes.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar