Últimas noticias:

Asignatura pendiente: niños que trabajan

En la semana en que estamos celebrando el Día Mundial contra el Trabajo Infantil (12 de junio), confirmamos que esta problemática sigue presente, clausurando un futuro digno de nuestra niñez.


México; trabajo infantil


Según datos de la ONU cerca de 168 millones de niños son víctimas del trabajo infantil. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, ha reafirmado el objetivo de terminar con este flagelo. De acuerdo a los datos de la Organización Internacional del Trabajo son cerca de 2.5 millones de niñas y niños los que trabajan en México.

Comúnmente quienes ocupan a los niños son sus familiares, muchas veces con el pretexto de que aprendan un oficio los sujetan a actividades que les consumen sus capacidades físicas y su tiempo sin recibir un salario o prestación justa.

En muchas familias, los hijos en una actitud solidaria participan de la obtención de los recursos necesarios para su vida diaria y forman parte del proyecto familiar de superación.

En otras familias desafortunadamente se ve a los hijos como una inversión, como el medio que les llevará a salir de las limitaciones económicas en que se vive, por lo que se les explota gravemente, incluso al grado de que son los únicos que trabajan, mientras que sus tutores disfrutan de los beneficios de su sufrimiento. Capítulo aparte merece el problema de la trata de personas infantil.

Según datos del INEGI en 2015 el 63% de las niñas y niños entre 3 y 5 años asiste a la escuela; el 96% de niñas y niños entre 6 y 14 años asisten a las aulas; y sólo el 44% de jóvenes entre 15 y 24 años se encuentran en el sistema educativo. México presenta un índice de deserción escolar alrededor del 50%, uno de los más altos en América Latina y de los más graves en países miembros de la OCDE.

De acuerdo a la UNICEF de los 2.4 millones de niñas, niños y adolescentes que trabajan en México, casi el 50% abandonaron la escuela o nunca fueron. De los 40 millones de menores de edad en México el 9 por ciento labora.

No contamos con políticas públicas permanentes y sistemáticas, eficaces y eficientes que ayuden a atemperar este lacerante problema. El trabajo infantil sigue siendo una asignatura pendiente de nuestras autoridades públicas y de la sociedad en general, que requiere mayor atención y participación.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar