Últimas noticias:

Parches de nicotina ¿la verdadera solución a la adicción?

 

Cuando se inventaron los parches de nicotina, a principios de los 90, los representantes del sistema de salud pública estaban muy esperanzados. Continuamos hablando del consumo y las adicciones con relación a la guerra de las drogas. 

Los representantes del sistema de salud creían en la teoría de la adicción más habitual en aquellos días, que la causa de la adicción reside en unos “ganchos químicos” que la droga oculta; por eso, cuando alguien se droga durante un tiempo, su cuerpo empieza a sentir ansia y necesidad, la sustancia de algún modo físico.  Es algo muy fácil de entender, cualquiera que haya intentado dejar la cafeína, por ejemplo, sabe que los enganches químicos sí que existen.

Yo misma tomo café diariamente porque lo necesito para continuar mi día, para estar grabando el podcast.

Es sabido que el tabaco también genera una de las adicciones más fuertes que se conocen dentro de la clasificación farmacológica, está clasificado junto a la heroína y la cocaína, es además la sustancia que más muertes provoca, por cada 100 mil fumadores hay 650 que mueren a causa del tabaquismo; mientras que la cocaína solo registra 4 muertes en la misma proporción y en este caso sabemos muy bien cual es el enganche químico del tabaco: la nicotina.

Pues bien, lo que hacen los parches de nicotina es satisfacer la necesidad física del fumador, la ansiedad que siente, mientras que al mismo tiempo evitan algunas de las consecuencias verdaderamente dañinas del tabaco. Por lo tanto, si nuestra concepción de la adicción es correcta los parches de nicotina registraran un elevado porcentaje de éxito.  

El cuerpo, como sabemos, está enganchado a algunos químicos, de manera, que en el momento que lo consiga de los parches se habrá eliminado la necesidad de fumar. La farmacología de los parches de nicotina funciona a la perfección ya que se está proporcionando a los fumadores la droga a la que son adictos, el nivel de nicotina en la sangre no disminuye cuando se usan parches de ahí que la ansiedad química desaparezca. Ahora sólo queda un problema, y es que, aunque lleve el parche puesto, la persona todavía tiene ganas de fumar.

Según datos de la secretaria de salud pública de Estados Unidos, solamente el 17.7% de quienes llevan parches de nicotina son capaces de dejar de fumar ¿por qué sucede algo así? Sólo hay una explicación posible que esté actuando algo que es mucho más importante que la química de la propia droga, si la eliminación de la ansiedad química supone solamente el fin del 17.7% solamente de las adicciones de los fumadores, entonces el otro 82.3% ha de tener otra explicación, platicaremos de esto en la siguiente entrega.

 

 

@yoinfluyo

mm@yoinfluyo.com

*Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar