Últimas noticias:

Corona de Adviento, bella tradición para vivir en familia

Informando y Formando; Corona de Adviento - 2

La vez pasada platicamos que Cristo vino para hacer todas las cosas nuevas, y vimos que la Corona de Adviento no era una concesión al paganismo, sino al contrario, es un ejemplo de la cristianización de la cultura.

La nueva realidad es que los cristianos supieron apreciar la enseñanza de Jesús. En Juan 8:12, podemos ver esta parte del Evangelio que nos dice: “Yo soy la luz del mundo, el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida”. Ahí cierro la cita.

Y aquí continúo yo reflexionando con ustedes: la luz que prenderemos en la oscuridad del invierno nos recuerda a Cristo, que vence la oscuridad.

Nosotros, unidos a Jesús, también somos luz; y esto lo pueden leer ustedes en Mateo 5:14: “Vosotros sois la luz del mundo, no puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte”, y cierro la cita.

Fíjense ustedes que en el siglo XVI, católicos y protestantes alemanes utilizaban este símbolo para celebrar el Adviento, la Corona de Adviento, que es muy bonita y es típica de Alemania. Aquellas costumbres primitivas contenían una semilla de verdad, que ahora podría expresar la verdad suprema.

Jesús es la luz que ha venido, que está con nosotros, y que vendrá con gloria. Las velas anticipan la llegada de la luz en la Navidad, es decir, Jesucristo. La Corona de Adviento se hace con follaje verde, sobre el que se insertan cuatro velas, tres velas son violeta, una es rosa. El primer domingo de Adviento que acaba de pasar, encendemos la primera vela, y cada domingo de Adviento encendemos una vela más, hasta llegar a la Navidad. La vela rosa corresponde al tercer domingo y representa el gozo.

Entonces, ustedes ya saben que tienen que poner estos colores en las velas. Mientras se encienden las velas, se hace una oración, utilizando algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos. Esto lo hacemos en las misas de Adviento y también es recomendable hacerlo en casa, por ejemplo, antes o después de la cena. Si no hay velas de esos colores, aún se puede hacer la corona, ya que lo más importante es el significado de la luz. Esto es lo que debe ser lo importante: la luz que aumenta con la proximidad del nacimiento de Jesús, quien es la luz del mundo. La Corona se puede llevar a la iglesia para ser bendecida por el sacerdote.

¿Cómo ven, queridos amigos de yoinfluyo.com? Éstas son costumbres que surgieron en Alemania, de donde es parte de mi familia, y me encanta compartirlo.

Vivamos esta víspera de la Navidad como se debe, aprovechándonos de estas costumbres germanas. La Corona de Adviento es algo bonito para vivir en familia.

@yoinfluyo

mm@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna, son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar