Revolucionar el campo es hacer las cosas mejor que antes, no regresar a políticas obsoletas que estancaron el nivel de vida de los campesinos.
Transcribimos los encabezados de las notas de periódicos y agencias de noticias para tener una idea clara de la situación económica de Chile bajo el régimen de Allende.
La única vía para incrementar los salarios reales es aumentar la inversión en maquinaria y capacitación, que repercute en una mayor productividad, reducir los costos para crear más empresas e incentivar la inversión extranjera.
Los corruptos le apuestan al olvido. Vivimos en el país del “no pasa nada” con la mayoría de funcionarios corruptos.