Si tu eres una “buena nuera”, tendrás como consecuencia a una muy “buena suegra”, y ante todo a una familia en armonía.
Una de las relaciones que puede llegar a ser muy conflictiva es la de “suegra-nuera”, pero siguiendo algunos consejos sencillos y prácticos podemos convertirla en una relación sana.
Nunca hay que olvidar que educar a un niño no es aplicar un manual de operaciones, y que nunca dos niños reaccionan de la misma manera ante el mismo estímulo o la misma estrategia.
El éxito en tu vida depende en gran medida en que tanto desarrollas tu inteligencia emocional.
Si eres papá de un bebé: gózalo y vive muy de cerca estos años. El tiempo pasa volando y cuando menos lo esperes, tu bebé será ya un joven independiente.
Conozcan cual es el lenguaje de cada uno y pónganlo en práctica en la vida diaria, y verás cómo tu relación amorosa mejora de inmediato.