Aunque suene radical, esta obra ilegal tiene que ser suspendida y se debe proceder a su demolición inmediata, porque están poniendo en riesgo a miles de familias.
Comienza la temporada de lluvias y junto con ello la preocupación porque cada día que pasa, la Ciudad de México se torna más vulnerable a inundaciones.
Exigimos la revisión a fondo de estas violaciones flagrantes a la normatividad ambiental, no porque estemos a favor o en contra del proyecto del aeropuerto, sino porque está en riesgo la seguridad y la salud de millones de personas.
La Villa de Guadalupe y al Cerro del Tepeyac deben ser considerados como sitios sagrados y la verdad es que hemos hecho todo al revés.
Solo con un transporte público eficiente, de alta capacidad y de visión metropolitana con buena planeación podemos desincentivar el uso del auto particular. 
Todos los jefes de gobiernos de las administraciones del PRD, ahora Morena, utilizan el cargo como trampolín a la candidatura de la Presidencia, sin atender y resolver los problemas más elementales de la Ciudad.
Un buen manejo de la basura puede reducir 10 veces el volumen que actualmente generamos.