El reto de la decisión de la Corte es en realidad a los partidos. ¿Quieren salir del pantano o seguirán chapoteando en el lodo?
Con lo logrado en la Ciudad de México, es claro que el Frente no es ciudadano ni mucho menos una opción de cambio.
Cada partido hace de sus métodos de selección lo que considera que le fortalece, en el PAN el viraje ha sido a la designación.
La app, que tiene muchas bondades, tiene también problemas que en un país como el nuestro no son poca cosa.
Ricardo pasó por encima de todos, les ganó a todos, traicionó a medio mundo y está en la cúspide de su carrera.
La selección del candidato frentista tendrá un fuerte impacto mediático; sin embargo, día que les dejen a los priistas, día que aprovecharán al máximo en contra del Frente. 
Las filtraciones son parte común de la relación prensa-gobierno.
Seguramente han convencido a AMLO de que tiene que hacer caso a sus asesores, intentar una imagen más suave, menos radical para poder conquistar otro tipo de voto.
Es posible que el Frente busque algún otro personaje para quemar en su pira. Corruptos, sobran. Incluso en sus propias filas y el ánimo de linchamiento siempre llega antes de las elecciones.
Los debates en las elecciones mexicanas están diseñados para aburrir al público, para que nadie vea la transmisión.
Se trata de lo que vivió y sufrió la actriz en su aventura por irse a reunir con el narcotraficante más buscado del mundo.
El ojo ciudadano con su lupa vigila y denuncia.
Antes, el ejercicio del dedazo al 'tapado' era exclusivo del PRI. Ahora tienen todos una imitación burda y barata que, por supuesto, no le llama la atención a nadie.