El complejo napoleónico

El “Complejo Napoleónico” debe ser contagioso.


Elecciones napoleónicas


Las elecciones más…

 

Cierto. Este escribano coincide con las maravillosas y hermosas lectoras así como con nuestros amables y pacientes lectores: Éstas, serán las elecciones más competidas, las más caras de la historia; las más confusas, las más enlodadas, las más debatidas y las más sorprendentes en la crónica del México contemporáneo.

 

Son sorprendentes –y mucho- porque en la kafkiana y soviética legislación electoral que tenemos, y al más puro estilo de la KGB o las SS hitlerianas, se cuida con minuciosa parsimonia, que se eliminen y bajen de la exhibición casera, el spot de varios niños que, simulando, disfrazándose, actuando, parodiando o representando a los distintos candidatos presidenciales, piden cosas a favor de una educación de calidad para ellos y para todos los chicos.

 

Y lo inexplicable del tema es que, uno de los partidos en contienda –Morena- proponga como candidato, ni más ni menos que al Senado de la República, a un señor que debe a las familias de más de un centenar de trabajadores mineros, más de 54 millones de pesos; y que como “ya se los gastó”, para evitar enfrentarse a la justicia, se fue a vivir desde hace muchos años a Canadá; lo que genera que el candidato Napoleón no cumple con el requisito de la residencia para postularse, aunque su nuevo patrón ya lo da por registrado.

 

¿Minucias que no cuentan?

 

Sin embargo, todo parece apuntar a que, para el propietario de Morena, esas minucias legislativas carecen de importancia y, en consecuencia, como lo ha dicho siempre, las instituciones pueden irse al diablo.

 

Así queda demostrado, cuando a pesar del daño que le han hecho a la educación, del grave perjuicio causado a los niños y las niñas de las zonas más vulnerables del país, ese mismo partido recolector de lo que queda de otros espacios políticos, postule ahora, a varios ex líderes de la impresentable CNTE –la misma agrupación que ahora aplaude y “hace suyo” al patrón de Morena- sea este partido quien propone para la Cámara de diputados.

 

La nota de Reforma es clara. Azael Santiago Chepi, ex líder de la impresentable Sección 22, y el ex tesorero Irán Santiago Manuel, acusados de lavado de dinero, fraude, robo y abuso de autoridad, han sido postulados por el partido del señor que dará amnistía a todos los delincuentes, y este hecho es prueba fehaciente que lo va a cumplir, y ya empezó.

 

Al no ser desmentida la información del staff del diario Reforma, el hecho se viene a sumar a la marcada tentación del dueño de Morena que invita a determinados sujetos correteados por la Procuraduría General de la República para buscar protegerlos con el fuero constitucional.

 

El tema tiene lógica. Es necesario tener presente que, a pesar de que en la Cámara de Diputados se aprobó la modificación para anular esa protección de federal, en la Cámara de Senadores, los votos del PRI –partido del presidente Peña Nieto- se sumaron, por “extrañas coincidencias del destino” a los emitidos por los legisladores de Morena para impedir que esa ley fuese aprobada.

 

De esta forma, Santiago Manuel sería protegido por el fuero evitando ser procesado por el fraude cometido por 30 millones de pesos maquinados al retener salarios de 250 maestros durante dos años. El otro sujeto se dedicó a cobrar cuotas y golpear a varios maestros.

 

Autoridad ausente

 

Puede hablarse con toda propiedad, de una notable ausencia de la autoridad federal, particularmente la educativa. De aquí que, Esteban Moctezuma –ex priísta y alto funcionario de TV Azteca- hoy “encargado” del plan educativo del tabasqueño moreno, haya entrado en cólera de Tlatoani (www.eleconomista.com.mx/política) porque la Organización Mexicanos Primero, agrupación de la sociedad civil, “desnudó” a su candidato… en público.

 

Mexicanos Primero organizó un foro denominado “10 por la Educación”, para calibrar 10 respuestas de los presidenciables a diversos temas de la materia.

 

Como es su costumbre, López Obrador no asistió, pero envió un texto con sus respuestas. La parte anecdótica se encuentra en que, en un párrafo se habla de mantener la reforma educativa. Sin embargo, en el mítin que le organizó la impresentable CNTE, al micrófono sostuvo que acabará con la reforma.

 

La peregrina respuesta de Esteban Moctezuma fue magistral: Reclamó que los ciudadanos de Mexicanos Primero no le haya llamado por teléfono para exponerle “sus inquietudes” “haciendo política del tema.

 

Nuevamente, el complejo napoleónico hizo presencia. Los mexicanos de segunda, tenemos la obligación de hablarle por teléfono al Tlatoani Moctezuma para expresarle nuestras inquietudes. Y adicionalmente, un par de escopetazos: Aseguró que su patrón no se contradijo (sic), pero 2lo que dijo” no debe mezclarse con “una campaña política”. Si alguna de mis bellísimas lectoras y gentiles lectores puede explicarlo, el escribano lo agradecerá.

 

De qué se trata

 

Este tipo de declaraciones parece el mejor indicativo de que el “Complejo Napoleónico” debe ser contagioso.

 

Por una parte, dicen que lo que dicen no lo dijeron, aunque se diga otra cosa.

 

Y por otro lado, el reclutamiento de candidatos a cargos de elección popular con historiales delictivos, rodeados de denuncias ante la justicia con el objeto de cubrirlos con su manto, previamente purificados al evidenciar su apoyo al dueño de Morena… Eso, la verdad, se ve, como decía mi santa agüe: “Bastante feo”. ¿O no?

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com