Últimas noticias:

2018: adiós a la izquierda

Es contundente: la izquierda no tendrá candidato en el 2018. Estará fuera de circulación los próximos meses. La derecha tendrá múltiples representantes: Meade, Anaya, Margarita... La ultraderecha estará muy bien representada por el extremista Andrés Manuel López Obrador. También se puede deducir que este país es de derecha. O que la izquierda ha sido tirada al garete por quienes dijeron representarla. El dinero, los puestos, la ambición se apoderó de ellos y, cuando se dieron cuenta, en un caso no eran ya casi nada y tuvieron que pactar con la derecha, y la otra parte, agrupada en torno a un líder carismático y autoritario, fue marginada para pactar con la derecha radical. O todo eso junto, pero se acabó la izquierda como opción electoral, por el momento. 


Elecciones


En realidad, la única sorpresa fue la alianza del PES con Morena. No porque Andrés Manuel no esté de acuerdo con los principales planteamientos del PES, sino porque se suponía que ese partido obedecía a Chong (al que “cepillaron” en el PRI). El PRD, ya desde que aceptó la idea de formar un frente con el PAN, era claro que había renunciado a tener un candidato para la contienda presidencial y que le era más fácil ganar algo mezclados con el panismo, que hundirse definitivamente. Y ganaron mucho en la negociación, muy probablemente tendrán una fuerza legislativa similar a la del PAN, a pesar de que valen aproximadamente cinco puntos.



Quedaba la opción de AMLO, que es quien abandera la ultra desde hace tiempo. Se les dijo a los progres, pero toman más en cuenta sus ilusiones que la realidad; como los demás seguidores de AMLO, dejaron de evaluar al candidato y le disculpan todo; son capaces de explicar cualquier tontería de su líder con tal de sentirse adentro del movimiento. Lo que exigen del gobierno y los otros partidos, son incapaces de hacerlo respecto a su candidato. Pero llegó el día que los sorprendió con su alianza electoral con el partido que está en contra, de manera abierta, teórica y práctica, de ciertas libertades. No sé dónde está la sorpresa, si Andrés Manuel entre sus múltiples planes publicados ha escrito: “Una vez elaborada esta Constitución Moral, vamos a fomentar valores por todos los medios posibles. Los contenidos serán transmitidos en las escuelas, en los hogares y a través de impresos, radio, televisión y redes sociales”. El tipo quiere hacer una Constitución Moral. Con eso basta para imaginar qué es lo que quiere.



Por otro lado, resulta extraño que en este país, que tendrá cuatro candidatos de derecha, y ninguno de la izquierda, nadie se quiera asumir abiertamente de derecha. Incluso, matizando lo conservador en ciertas cosas políticas y liberales en lo económico. Es una categoría, la derecha, que tiene mala prensa. Incluso entre los ciudadanos es raro encontrase a alguien que te diga que es de derecha. Yo soy de una derecha liberal (está también la radical de AMLO o la vergonzante populista de Anaya), y estoy a favor de las libertades incluidas: la elección de la vida sexual y de compromiso de pareja de cada quién, de la libertad para acompañar a morir al ser amado; incluso si dudo en un tema, apuesto a favor de la libertad –aunque muchas veces la libertad y su ejercicio sea más compleja y costosa que prohibir. Pero bueno, ahí sí cada quién verá su opción en este país que, inevitablemente, será de derecha. 

 

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo