Últimas noticias:

Quien sabe perdonar… es más feliz

Ahora que he investigado y estudiado sobre lo que hace que una persona sea más feliz que otra, me he encontrado con la importancia de “saber perdonar”.



Quiero que pienses en este momento en alguna persona que te ha hecho algún daño o herido, y contesta honestamente qué actitud tienes hacia él o ella:

- ¿Quiero que pague por lo que me hizo?

- ¿Me mantengo tan alejado como es posible de ella?

- ¿Me gustaría que algo malo le sucediera?

 

- Vivo como si esa persona no existiera.

- No confío más en ella.

- Quiero que la vida le dé lo que merece.

 

- Me cuesta mucho trabajo ser amable con ella.

- La evito.

- Voy a vengarme de ella.

 

- Ya no tengo ningún tipo de relación.

- Quiero verla dañada o miserable.

- Me alejo de ella.

Si la mayoría de tus respuestas fueron afirmativas, quiero decirte con tristeza que eres alguien que no sabe perdonar. Que estás lleno de rencores y resentimientos, que “vuelves a sentir” eso que te hicieron hace poco o mucho tiempo, que no lo has olvidado. ¿Y sabes lo más importante?: ¡Que el más afectado eres tú mismo!

El perdón es “vivir el presente sin rencores ni resentimientos”, es vivir con amor; es liberarte de esa atadura negativa hacia otra persona, es el mejor regalo que puedes darte a ti mismo.

Y vamos a ver el porqué:

Los estudios científicos demuestran que, al no perdonar, tu salud física y mental se ve afectada, empiezas a enfermarte, tanto por dentro como por fuera.

Las personas que saben perdonar viven más tiempo y tienen mejores relaciones con los demás.

En la comunidad: familia, escuelas, colonias y ciudades, tenemos que fomentar mucho más el perdón entre unos y otros. Esto nos permitirá vivir en armonía y paz.

Y el resultado: Las personas que han sabido perdonarse a sí mismas o a alguien más “son en definitiva más felices”.

¿No sabes cómo hacerlo? Te sugiero tres ejercicios muy sencillos:

1. Antes de hacer el ejercicio de perdonar a otra persona, piensa un instante en un momento en el cual TU hayas sido perdonado. Recuerda el momento en que le hiciste daño a alguien más (con tu pareja, amigo o familiar). Si alguno de éstos te perdonó, ¿cómo te lo comunicaron? ¿Cuál fue tu respuesta? ¿Por qué lo hizo? ¿Le ayudó a esa persona el perdonarte? ¿Mejoró su relación?

Esto podrá ayudarte para que reflexiones en la importancia de saber perdonar, y te puedas pensar en cómo hacerlo.

2. Imagina el perdonar: Identifica a una persona que piensas que te ha ofendido. Después haz un ejercicio de imaginación en donde te acercas y empatizas con ella para ofrecerle tu perdón. ¿Qué le dirías? ¿Qué emociones se despiertan en ti? ¿Cuáles serían tus expresiones faciales? ¿Qué sentiría tu cuerpo?

3. Carta de perdón: Intenta que todo tu enojo, rabia y demás sentimientos salgan y escríbelo en una carta. Por favor, “no la envíes!”.

Piensa en todas aquellas personas que te han hecho daño en tu vida, que te han lastimado y que nunca has perdonado. Piensa si estas experiencias y el no haber perdonado valen la pena, si te está impidiendo ser más feliz y vivir más tranquilo.

Si la respuesta es que sí, es mejor que empieces a trabajar y perdones a esa persona: describe a detalle la ofensa que te hicieron, en qué te afectó, de qué otra manera de gustaría que la persona hubiese actuado; y termina con una afirmación de que la entiendes y la perdonas. Recuerda: la carta no se envía.

Son tres ejercicios muy sencillos, pero profundos e importantes; trata de hacer alguno de ellos. Te invito el día de hoy a ya no “cavilar más”, a no seguirle dando vueltas a las cosas que te hicieron o dejaron de hacer.

La vida es corta y el tiempo pasa rápido, y si de algo no te vas a arrepentir nunca, es el haber perdonado a otra persona que consciente o inconscientemente te ha lastimado.

Recuerda: sólo se necesita una persona para perdonar, cuando son dos se llama “reconciliación”.

Hoy lo puedes hacer, y sin duda alguna “serás más feliz”.

¿Cuál es tu opinión?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

cervantes.lucia@gmail.com

www.lucialegorreta.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar