Últimas noticias:

Noti Exprés / Cuaresma: Ayuno y abstinencia

Empezamos la Cuaresma, época de preparación a la fiesta de la Resurrección de Cristo. Una etapa de preparación mediante meditación, oración, limosna, ayuno y abstinencia. Una tradición que ha venido simplificándose: hubo un tiempo en que todos los viernes eran de abstinencia y, por ejemplo, los cristianos ortodoxos llegaron a tener 80 ayunos en el año.


México; Cuaresma, ayuno, pobres


Hay muchos aspectos de este mandamiento de la Iglesia. Uno de ellos es que, de manera voluntaria, nos ponemos en la situación de los pobres. Asumimos voluntariamente la situación de hambre que muchos de nuestros hermanos padecen. En México tenemos 55 millones de pobres, de los cuales 28 millones sufren de hambre, según los datos del 2014, los últimos confiables.

El ayuno nos pone en esa situación por unas cuantas horas; casi la cuarta parte de la población lo sufre diariamente.

La abstinencia no tiene el mismo sentido actualmente, pero hasta hace un par de siglos, el pescado era el alimento de la gente pobre en casi todos los países y la carne era un lujo.

Además del sacrificio, sería importante dar a estas mortificaciones un sentido de recordatorio. Que no se nos olvide que hay pobres. No lo son por flojos, como algunos lo piensan. Están dispuestos a tomar serios riesgos, a separarse de su familia y aceptar trabajos agotadores para poder salir de la pobreza y poder enviar recursos a sus familias. No son pobres por gusto.

Como ciudadanos, tenemos mucho por hacer. No bastan los apoyos sociales que el Gobierno da con nuestro dinero, muchas veces con un sentido electorero. La salida de la migración ilegal, que ha sacado a millones de la pobreza, será cada vez más difícil. Algo más hay que hacer. Dar en limosna lo que dejamos de gastar con el ayuno y la abstinencia, es una medida, pero claramente insuficiente. Necesitamos replantear el tema. La clase política no ha logrado soluciones estructurales y permanentes. No podemos dejar así esta situación.

Ojalá que unas horas de hambre y de privación nos ayuden a tomar conciencia de que hay mucho por hacer. Y de que es urgente.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar