Últimas noticias:

¡Un Niño nos ha nacido! Y es Él quien salvará al Mundo

“El pueblo que andaba a obscuras vio una gran luz. 

Los que vivían en tierra de sombras, una luz brilló sobre ellos.

 Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado.

 Estará el señorío sobre su hombro y se llamará  

 «Consejero admirable, Dios fuerte, Padre sempiterno, Príncipe de la Paz”. 

(Is. 9, 1.5)



Gritad vivas al cielo, porque un Niño nos ha nacido, “Consejero admirable, Dios fuerte, Padre sempiterno, Príncipe de la Paz”.

Es ese precioso Niño al que se refiere Isaías, quien habiendo iniciado la cultura de la vida y del amor, hace ya 20 siglos, nos enseñara cómo superar nuestras tantas crisis, que son tantas que ya no sabemos ni por dónde. Está la muy importante crisis del medio ambiente, la que no nos preocupa menos la de seguridad, la de la violencia en la que se hace presente agudamente la intrafamiliar, las drogas y adicciones, la juventud desubicada presa fácil de las adicciones y la delincuencia, la del sexo libre gracias al cual hay tantos embarazos no deseados entre los 15 y 19 años, la productividad y la pobreza y tantas más.

Pero sobre todo nos enseñará a superar la más importante de todas y causante de todas las mencionadas, la crisis de valores, fomentada por los seguidores de la cultura de la muerte, que a través de una insidiosa y maligna campaña de descristianización y corrupción, quieren dominar al mundo, animados por su ambición de riqueza y de poder y por su odio a la Obra de Dios.

Por todos lados se festeja la Navidad, pero es más en un afán comercial que de fe, de hacer fiesta y saborear lo propio de esos días.

Es importante penetrar al espíritu real de la Navidad, que nos anime a vivir verdaderamente la cultura de la vida y del amor. No me canso, porque siempre es oportuno, de citar las palabras de Ángela Merkel con relación a la Unión Europea: “Si Europa se quiere salvar, tiene que regresar a sus orígenes, a sus raíces cristianas, a Cristo Nuestro Señor, a leer la Biblia”. Que esto puede aplicarse a todo el mundo, en particular a nuestro México. O bien, lo dicho por Anna Gates, hija de Billy Gates el hombre más rico del mundo ¿Cómo  queremos que Dios se ocupe de nosotros, si a Él que es todo un caballero lo hemos sacado de nuestras vidas?

Y eso es precisamente lo que tenemos que lograr, que Dios este presente nuevamente en cada uno de los momentos de nuestras vidas, que dejemos de hacerlo a un lado, que se integre nueva y plenamente a nuestras vidas pública y privada, QUE SEA EL REY al que acabamos de celebrar como tal y del que ahora celebramos su nacimiento.

Se ha insistido que el matrimonio es de dos y yo siempre he replicado, se equivocan porque es de tres: Ella, él y Dios. Si Dios está presente en el matrimonio, éste siempre marchar+a bien, a pesar de todas las dificultades y problemas. Consecuentemente los hijos serán buenos, centrados, maduros, no habrá ni alcohol, ni drogas, ni delincuencia, ni madres solteras de 15 a 19 años, serán trabajadores, responsables y productivos. Por lo tanto, habrá una sociedad sana, feliz dentro de lo posible. Y  estos matrimonios en los países Hispanos, que tienen un mayor sentido de familia como lo demostraron investigaciones independientes en Inglaterra y en Estados Unidos producen pueblos más felices.

A eso vino Nuestro Señor el Niño Jesús como un pequeñuelo en el pesebre de Belén, arropado por su amorosa Madre, nuestra Madre, la siempre gloriosa Virgen María. A enseñarnos con su vida, ejemplo y enseñanza a vivir la cultura de la vida y del amor, como muy atinadamente lo designó San Juan Pablo II y el mayor teólogo de nuestros tiempos Benedicto XVI, y que está plasmada en la Sagrada Escritura, especialmente en el Nuevo Testamento.

Y la base del éxito y garantía de que las cosas marchen bien, tanto en la sociedad del mundo como en el medio ambiente, en el que vivimos y del que dependemos (depende nuestra existencia y la de muchas especies), es el amor,  amor a Dios, amor al próximo y un amor sano a uno mismo. El egoísmo (amor desordenado a uno mismo) en el que se exalta el Ego es el principal problema que tenemos que superar y es del que se aprovechan los seguidores de la culura de la muerte, para desestabilizar a la humanidad y con ella a todo el medio ambiente, todo por ambición de riqueza y de poder, no importándoles matar a medio mundo con tal de conseguir sus objetivos.

Con el nacimiento del Niño Dios se integra la Sagrada Familia, que es el ejemplo para todos nosotros y por seguirlo tenemos ese “mayor sentido de Familia” que otros pueblos, que hace que nos reconozcan como los más felices de la Tierra.

Surge a la vista y del pensamiento de lo que significa este hecho para nosotros y que conscientes de ello tenemos doble motivo de festejar este acontecimiento.

¡Felicidades a todos! Porque ¡Un Niño nos ha nacido! Y ese Niño será nuestro guía para salir adelante y salvar a la Humanidad y al Medio Ambiente.

“Donde hay Bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida”.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar