Últimas noticias:

Trump o los extraños caminos de Dios

Un “loco” ganó la presidencia de Estados Unidos para 2017. Esto causó, y con justa razón, gran alarma ante las bravatas de Donald en campaña y aun ya con la presidencia en la bolsa. Pero, ¿qué hay de positivo en este triunfo? Algo MUY importante: reducir el genocidio por aborto en el mundo, pero en especial en Estados Unidos.



Un triunfo electoral de Hillary Clinton hubiera significado no solamente la continuidad del apoyo y promoción oficiales al infanticidio masivo por el aborto, sino mayores esfuerzos para promoverlo, financiarlo e imponerlo en todo el mundo. Al conocerse el triunfo de Trump. La presidente del Planned Parenthood, la mayor organización genocida del mundo, se puso públicamente a lloriquear, pues eso significaba la pérdida del subsidio de nada menos que quinientos millones de dólares anuales del gobierno federal.

El genocida de Barack Obama todavía hizo esfuerzos por salvar ese apoyo a Planned Parenthood, para continuar asesinando nonatos a gran escala, pues Trump aseguró que lo eliminará.

Aunque su posición provida fue de último momento en su campaña política, y que parecía una estrategia para ganar votos de la ciudadanía provida, Trump ha ofrecido poner en posiciones importantes a políticos y un magistrado provida; las designaciones ya están hechas. Así, la defensa de la vida parece ir en serio. Si hubiera ganado Hillary, el esfuerzo pro-muerte del aborto se hubiera fortificado, pues eso ofreció una y otra vez Hillary en su campaña.

De esta manera, los ruegos, las oraciones de la gente sensata a favor de la vida, se vieron respondidos. Una genocida, heredera presunta de una administración Obama genocida, quedó al margen del poder del país más rico e influyente del mundo. Gana la cultura de la vida, pierde la cultura de la muerte.

Así son los extraños caminos, las respuestas de Dios a nuestras súplicas. El aborto en el mundo continuará cobrando millones de vidas inocentes, sin duda, pero otros muchos millones de bebés nonatos nacerán en vez de ser asesinados en el vientre materno.

La defensa de la vida, aunque sigue peleando una interminable guerra, ha ganado una importantísima batalla en Estados Unidos: menos abortos financiados o impuestos por su gobierno federal, ahora en manos de Donald Trump, y menos imposición o financiamiento de abortos en el resto del mundo.

Con todas sus locuras y excentricidades, sus inexperiencias políticas y su xenofobia dirigida, Donald Trump es el menor de los males: torpezas frente al genocidio de los demócratas de Obama-Clinton.

Como dije, así son los “extraños” caminos del Señor.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@siredingv


* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar