Últimas noticias:

Defender lo imposible, defender al PRI

Los dirigentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no atinan una, las fallan todas cuando se trata de corrupción en sus gobiernos. El actual presidente del PRI dijo algo que solamente tiró de risa al país: que el 99.99 por ciento del priismo es honesto, no corrupto. Y de eso hay mucho, pero mucho más.



Ahora César Camacho, coordinador de los diputados del PRI, ex presidente de su partido y ex gobernador del Estado de México, dijo algo fantástico respecto a Javier Duarte: “Una persona no es el PRI”; y que "las conductas penales son de incumbencia personalísima, de suerte que lo que hizo o dejó de hacer Javier Duarte lo tendrá que afrontar Javier Duarte", según nos relata REFORMA.

¡No me diga, diputado! ¿Cómo va a ser algo personalísimo un enorme entramado de complicidades para desviar y robarse miles de millones de pesos? Ha sido toda una estructura de gobierno la que se robó esos fondos del erario veracruzano, no fue Duarte quien personalísimamente tomó esos dineros y personalmente se lo llevó quién sabe dónde.

El enorme desfalco a Veracruz, la gigantesca corrupción en este estado que viene desde hace varios sexenios, incluyendo los de Alemán y de Herrera, no lo hizo una persona a la vez, lo ha hecho un gobierno priista tras otro.

Hay que insistir: el ladrón no es UNA persona priista, han sido grandes grupos de priistas. Pero lo peor es que no se trata de Veracruz en particular, sino de muchos gobiernos de equipos priistas estatales que se han robado más miles de millones de pesos, incluyendo a los casos más escandalosos, como los Moreira, el Duarte de Chihuahua, Borge, Medina de Nuevo León y otros más. La lista es muy grande y viene de muchos años atrás.

Los actos corruptos del Duarte veracruzano y de todos los demás gobernantes priistas con sus respectivos equipos de gobierno y cómplices externos, son el PRI, y no hay manera de que toda esa maraña de bandidos corruptos se convierta en algo “personalísimo” de las cabezas de esos gobiernos.

Declaró Camacho (ese de los relojes de cientos de miles de pesos) que si alguien faltó a sus compromisos lo pagará. “De suerte que cada quien es responsable de sus propios actos y omisiones". No está mal, pero ese “cada quien” no es sólo el gobernador corrupto, sino lo son muchos, pero muchos cómplices y beneficiarios dentro y fuera de sus gobiernos; gobiernos ¡priistas!

Se equivoca César Camacho con su ridícula defensa del “partidazo”, es el PRI el que debe pagar a la sociedad la corrupción de muchos, pero muchos de sus personajes con poder de gobierno y de administración pública. No es un asunto “personalísimo”, es “institucionalísimo”… del Revolucionario Institucional.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar