Últimas noticias:

Menos valores mayor impunidad #YoSoyMara

La pérdida de valores en la sociedad, la creciente corrupción y la impunidad de las que se alimenta la descomposición social ha cobrado una víctima inocente más: Mara Fernanda Castilla Miranda. Una joven veracruzana de tan solo 19 años que sin razón alguna fue secuestrada, agredida física y sexualmente y finalmente asesinada.



La sociedad se movilizó por sus propios medios para localizarla, las autoridades ¿hicieron lo suyo? difícil saberlo. Por lo pronto queda la sensación de su lejanía que deja un sabor a indiferencia.

Los mexicanos estamos hartos de ser presas de los delincuentes así como de la ineficacia de las autoridades. Muchas veces hemos levantado la voz con un ¡Ya basta! sin embargo ha sido como gritar en el desierto, mientras los delincuentes actúan con total libertad y las autoridades parecen en algunas ocasiones solo dar traspiés y en otras hasta ser cómplices por no ir al fondo.

Seguramente Mara creía en que la política es un instrumento para construir el bien común, pues ella misma se matriculó en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) en la carrera de ciencias políticas. Sus sueños quedaron truncos, su talento ya no podrá sumarse a la conformación de un México distinto, hoy ella es un símbolo y un frío número estadístico de las personas que han sufrido por la creciente violencia en el país.

Dolor, rabia, indignación, desconfianza, incredulidad, estos son algunos de los sentimientos que ha dejado este nuevo episodio en la ya larga lista en la que personas de todas las edades y condiciones sociales quienes han tenido la desgracia de ser víctimas del crimen organizado.

La realidad es que hoy todos estamos en riesgo y que una muerte como la de Mara debe hacernos reaccionar como sociedad, para recomponer desde nuestros hogares aquello que hemos descuidado a lo mejor en fomentar y fortalecer el respeto a los demás, a ayudar a los menos favorecidos y socorrer a los niños y ancianos, a respetar la vida desde el momento mismo de la concepción, a ser solidarios y hacernos uno solo para salir adelante.

La muerte de Mara deja una honda herida como la de aquellas personas que aún siguen desaparecidas y nada se sabe de su suerte, o como la gente que por desgracia no pueden ser reconocida a pesar de encontrar sus restos en fosas clandestinas.

Hoy Mara representa a las víctimas del terror. Hoy también los mexicanos tenemos la oportunidad de empezar a cortar de raíz todo este mal que mina a nuestra sociedad. Mal haríamos en abonar a la división, al odio y la venganza, a tomar la justicia por nuestras propias manos y acrecentar la violencia que mina a nuestra sociedad.

¡No más violencia! ¡No más indiferencia! Actuemos desde la sociedad promoviendo la solidaridad.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar