Últimas noticias:

Pablo, el caminante eterno Capítulo II, Linaje y educación.

Las familias judías de Tarso pese a haber vivido inmersas en el ambiente de su ciudad y tener los mismos derechos que los otros ciudadanos se mantenían muy unidas en sus raíces y tradiciones y por lo tanto se podría inclusive decir que formaban un estado dentro del estado. La estirpe y el linaje eran esenciales y el parentesco sagrado.


Pablo caminante eterno


Sin duda su padre era fariseo, y como tal introdujo al joven en el estudio de las Sagradas Escrituras, en la lengua original en la que se habían escrito y desde luego en la disciplina de vida propia de quien pertenecía a este grupo.

Le educación doméstica seguía todo un método muy disciplinado, a los cinco y seis años ya sabían el contenido principal de la ley y el significado de las principales fiestas conmemorativas. A los seis años iniciaban su asistencia a la escuela a donde acudían con su tablilla y se sentaban en el suelo a escuchar a sus maestros para aprender la historia de su pueblo que era un verdadero tesoro para ellos. Se hacía mucho hincapié en las victorias que eran signos de la predilección de Dios por ellos, que eran su pueblo y por lo tanto había que aprender los cantos e himnos de alanza al Señor.

También se hablaba ya entonces del mesías que vendría a dar la victoria por sobre todos los imperios paganos y sus dioses y convertiría a Jerusalén en el centro del mundo donde hasta el mismo emperador vendría a adorar al verdadero Dios.

Seguramente los otros niños soñarían con ser alguno de los personajes de la historia que habían cubierto de gloria y poder al imperio romano, pero Pablo y sus compañeros veían la superioridad de sus grandes patriarcas como Abraham y Moisés que fueron directamente elegidos por Dios para cumplir con una misión superior, y las grandes hazañas de sus héroes como las de José, David y Salomón que se impusieron a todos sus enemigos.

A los diez años la educación se tornaba un poco más pesada, se entraba en el aprendizaje oral de una serie de reglas a los que los rabinos daban una enorme importancia y que incluía purificaciones y prescripciones, y no eran solamente los diez Mandamientos, sino toda una serie de reglas que regulaban toda la vida, y en ocasiones superaban en importancia  los mismos Mandamientos y cuyo quebranto significaba cometer pecado , por lo cual la la vida se hacía muy pesada  ya que cualquier desvío era considerado una falta muchas veces grave.

Seguramente esta educación en los niños y sobre todo en un alma tan sensible como la de Pablo creaba un ambiente bastante denso que los hacía perder con rapidez la sencillez de la niñez y los introducía en un mundo con demasiadas obligaciones. Es muy probable que los padres educados así serían un tanto rigurosos con sus hijos a quienes no por eso no amaban, pero tal vez como reflejo de esta situación muchos años después Pablo escribiría a los padres recomendándoles que no trataran a sus hijos con demasiado rigor.

Pero la educación también incluía la formación en el trabajo, así que el joven debe haber aprendido el oficio de la fabricación de tiendas de campaña, que le ayudaría después a sostenerse en varias etapas de su vida. Por su posición es muy probable que su padre tuviera su propio taller y Pablo aprendiera el oficio que le permitía a la familia tener una posición económica holgada.

Así sin grandes diferencias con respecto a los demás jóvenes de su comunidad iba creciendo y formándose aquel joven que de momento no parecía estar destinado a ser otra cosa que uno más de los miembros del pueblo judío tan apegado a sus tradiciones y a sus sueños que les hacía tener en mente que llegaría el día en que el pueblo elegido de Dios sería el rector de todas las demás naciones de la tierra.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar