Últimas noticias:

“Podemos”: el adiós a la libertad en España

Dos sucesos

Este escribano pensó que en esta época, en plena sociedad del conocimiento y los softwares que cambian el mundo; que en medio de los quarks –que no tienen nada que ver con el Pato Lucas– y la nanotecnología, los comecuras al mojo de ajo y los cristianófobos en su tinta, ya había sido superados. ¡Pues, resulta que no!


México; comecuras en España


Un par de sucesos. Uno de ellos en el estado mexicano de Guanajuato –conocido y reconocido como la Tierra de Jesucristo Rey– ahí, el gobernador Miguel Márquez Márquez tuvo la osadía –es válida la expresión– de consagrar a la entidad que gobierna, al Inmaculado Corazón de María, precisamente, en la celebración del aniversario 100 de las Apariciones de la Virgen de Fátima.

Es relevante el acontecimiento, también por una doble razón: mientras que la totalidad de las tribus de izquierda, desde las sonrosadas hasta las rojo-marxista-leninista, hicieron retumbar sus tambores de guerra para hacer añicos al gobernador, la otra parte de los cristianófobos, procuraron disfrazar la nota y enviarla a la sección amarilla del anuncio clasificado.

En paralelo, al otro lado del mar, “PODEMOS” de Pablo Iglesias –quien por cierto, tendrá que gestionar ante la judicatura de Madrid que le cambien el apellido, por Pablo “Mezquita”, Pablo “Estadio” o Pablo “Shaolín”, para ser incluyente y no ofender a nadie– se envalentonó pidiendo la desaparición y exterminio total de la Misa de dos de la tarde, por temor a que creyentes de otras religiones se sientan excluidos, ha considerado el tema como insuficiente.

La nueva propuesta

Las Iglesias de PODEMOS –o el PODEMOS de los Iglesias– levantaron ahora el flamígero, ni más ni menos, para pedir que los funcionarios que encuentren, sospechen, revisen, verifiquen, analicen y/o determinen que un texto tiene características, tendencia, lenguaje o terminología “claramente” homófoba, puedan ser confiscados y destruidos.

El asunto tiene varias aristas. En principio, tendrá que recaer sobre Gutenberg el primer anatema de PODEMOS, porque el impresor tuvo la discriminante idea de difundir la Biblia, en donde se menciona en un montón de partes, (lo dejamos así para que don Paul Churches por lo menos le dé una leída) que Dios creó hombre y mujer. En seguida, tendrá que sufrir pena corporal el maravilloso comediante español, Gila, quien sostenía que si Dios hubiera creído en la homosexualidad, “…seguramente hubiera creado a Adán y a Pepe”.

El suspenso

Francamente, las ocurrencias de Mr. Churches deberían parar en el escritorio de George Lucas o de Steven Spielberg, porque las cosas –como decimos en mi México lindo y querido– “se van a poner color de hormiga” Verán mis adorables lectoras y amables lectores:

El 12 de mayo se presentó “la proposición de ley”, con todas las amenazas habidas y por haber, tendientes a “evitar la discriminación”. Independientemente de las multas –que pueden llegar a los 45,000– si un funcionario de tercera categoría considera “ilícita una opinión” podrá destruir el medio en el que dicha opinión haya sido expresada, previo decomiso.

Obvio, cabrá cualquier medio: libros, archivos, documentos, artículos o cualquier clase de “soporte”. Naturalmente, la mordaza se pondrá también a Internet.

Presión de los Lobby’s

En paralelo a la presión que ejercen los lobby’s de todos los colores y todas las intensidades, la iniciativa de PODEMOS despide un profundo olor a nazismo. En 1933, el ejército nazi quemó grandes cantidades de libros considerados como “anti-alemanes”.

Se quemaron libros y se asesinó a docentes en China en el año 212 a.C. A Dioclesiano también se le ocurrió quemar libros de alquimia en Alejandría. Lo mismo pasó en la “Hoguera de las vanidades” promovida por Girolamo Savonarola, o los códices mayas destruidos por Diego de Landa en 1562.

En Argentina, durante la dictadura, el 25 de marzo de 1976 se quemaron más de millón y medio de libros, y en 2015 el Estado Islámico quemó otros ocho mil textos.

Como puede verse, los extremos se tocan cuando la estupidez carece de límites y contrapesos.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar