Últimas noticias:

Morelos: pedagogía del hartazgo

No ha faltado nada

Como si hicieran falta más problemas en casa, Graco Ramírez, el impresentable “gobernador” de Morelos, parece que pasará a la posteridad como el funcionario que ha salido de pleito con todo mundo. No se ha peleado con Trump, con Angela Merkel o con Bashar al Assad, porque no le ha dado tiempo, pero en la primera oportunidad, seguramente descargará su estilo bravucón, altanero, soberbio y megalómano que le es tan propio.


Morelos; monarquía de Graco Ramírez


Hace unos días, al goberneitor se le ocurrió subirse al ring para intentar darle algunos mamporrazos –esto en México significa “golpear” con rudeza y sin misericordia– al Obispo Ramón Castro, titular de la diócesis de Cuernavaca, hombre de extraordinario testimonio, fuerte liderazgo, sólido carisma y una enorme capacidad de convocatoria, acusando al Prelado de quedarse con ocho millones de pesos de limosnas, lo que significa que el funcionario ahora también fiscaliza los ingresos eclesiásticos. ¡Faltaba más! Porque lo único que tiene pendiente es definir el número de curas, horarios de misas, formato de amonestaciones y arreglos florales para XV años.

Al álbum de la intolerancia

Los morelenses han expresado en varias ocasiones su hartazgo con el heredero de la dinastía del Escuadrón 201. No faltan argumentos. Se ha peleado con el Alcalde ex futbolista de Cuernavaca, y éste ahora es más fuerte y con mayores simpatías. A las inconformidades se agregan también diputados de distintos partidos en el congreso local. Y ahora se erige en “defensor” de los “mayordomos” de la feria de Tepalcingo, una de las más relevantes y conflictivas en la zona, por los dividendos que genera. El tema es de llamar la atención, porque el gobernador defiende a quienes están en contra del Obispo, a quien, adicionalmente, le pidió que no celebrara la Santa Misa en la comunidad, porque lo consideraba “una provocación”. O sea…

Por supuesto, el Prelado –a los ojos de Graco Ramírez– es un “provocador” (expresión puesta nuevamente de moda por López Obrador, el dueño de Morena) y causante de ingobernabilidad y violencia. ¿Será que Monseñor Ramón Castro es miembro de Al Qaeda o de ISIS?

Adicionalmente, en la nota de El Informador se destaca la acusación del gobernador perredista, señalando que el Obispo mandó construir una cancha de tenis de la que no ha rendido cuentas, además de que varios diputados del PRI le entregaron –refiere la misma nota– 75 millones de pesos para arreglar la Catedral y el Obispo no ha hecho nada.

De alguna forma, Graco es ahora comandante en jefe del Órgano de Fiscalización Superior del PRI, sabe cuánto dinero le dieron los legisladores de ese partido al Prelado; conoce el destino para una obra etiquetada, y también ha comprobado que los trabajos no se han realizado. La pregunta brinca de inmediato: ¿Y qué espera para denunciar ante el INAH tales irregularidades? ¿Qué falta para hacer la denuncia ante la PGR, por probable lavado de dinero, o cuando menos, desvío de recursos públicos? ¿Por qué Ramírez Garrido Abreu no ha solicitado el arresto domiciliario a efecto del Obispo Castro, no se vaya a ir en helicóptero, como Duarte?

Coincidencias

Igual que López Obrador, Graco Ramírez construye la hipótesis de una confabulación a la que creativamente llamó “La conspiración de la Corregidora”, en la que igualmente son señalados, además del Obispo Castro, el ex futbolista Blanco y el Rector de la Universidad. Extraño, ¿no es así?

Mientras tanto, la estructura de la monarquía marxista-leninista en Morelos se va construyendo. Rodrigo Gayosso, hijo de Graco Ramírez, ya es presidente del PRD en ese estado. Obviamente, el gobernador niega que haya gestado un tráfico de influencias para que su efebo asuma el cargo de dirigente partidista.

El hecho es simple. El hartazgo de la sociedad morelense llegó al clímax. La valentía y el testimonio vigoroso de Monseñor Ramón Castro podrían definir que hay momentos en que callar es pecado. Al tiempo.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar